martes, 29 de agosto de 2017

FERIA Y LUNA

Una de estas noches de verano, en nuestros paseos, fuimos dirección a la feria, normalmente pasamos, los peques observan y observan las atracciones y seguimos con nuestro paseo.

A Ernesto jajaja no le ha gustado especialmente montarse en la feria, tardó mucho en montarse y solo lo hizo en pocas ocasiones, aún cuando ahora su hermano (de muy vez en cuando se monta, pues tampoco es que lo haga mucho) no se quiere montar con él. Darío este verano es la vez que más la está disfrutando, sí que ha pedido en un par o más de ocasiones montarse y eso que pasamos muuuchas noches por ahí, menos mal que no nos han salido muy feriantes, sino nos arruinaríamos.


Mientras Darío disfruta de su paseo en submarino, feliz de la vida, Ernesto saborea de rato de padres para él solo y saluda a su hermano cada vez que pasa, le hace mucha ilusión verlo montado jajaja.


Tras el ratico de feria, seguimos paseando, ya que llevaba la cámara y la luna estaba preciosa y llena... foticos bonicas en familia.


Noches simples, de paseos, feria, helados, amigos, familia, parques y arena... así está siendo nuestro veranico, tranquilo y con momentos especiales.

He recordado que hace un par de años sí que se animó Ernesto un par de veces a montarse, que fue las dos primeras veces de Darío, en esas ocasiones los dos iban super felices, era el invierno del 2015, madreee cómo pasa el tiempo. Y he rebuscado entre fotos y fotos y dejo aquí de recuerdo estas de los dos juntos.


Qué chiquitillos que los veo, ya son mucho más mayores, pero siguen siendo dos niños dulces y rebonicos.


Al verme Darío estas fotos, me ha dicho: "mamá a Ernesto ya no le gusta montarse y yo quiero que se monte conmigo" ayyy pobre, se ha ido a buscar a su hermano y le ha dicho que quiere que una noche se monte con él, pero no he visto la cara de Ernesto muy por la labor, a ver en qué queda la cosa, quizás por su hermano se monte alguna de estas noches...

No hay comentarios:

Publicar un comentario