domingo, 20 de marzo de 2016

LA CURIOSIDAD

Ya hace tiempo, en una entrada donde comentaba cositas del más peque de la casa, hablé de la pasión de Darío por los "túneles" jajaja su palabra preferida es "tuuuuuunelllll" "unnnn tunellllll" siempre está en su boca, le fascina cualquier agujero, jajaja pero es que él ve agujeros donde no los ve nadie, y a todo le llama túnel, a la boca hacia dentro, me coge la cara y me dice "abre boca, veo tu túnel", o "dónde va este túnel?" y es un mini-agujero de una pieza de lego...

Así que para muestra un botón, en las siguientes fotos se ve su carita de concentración, de interés, fascinación por descubrir, observar, interpretar, comprender... lo que ve y lo que tiene a su alrededor.


Estábamos de paseo viendo los almendros en flor y se encontró este tronco partido...


... todo un hallazgo lleno de "túneles" para él, pues con muchos huecos por donde mirar, observar y quedarse embobado.


La mirada de un niño nos ayuda a pararnos a observar de otra forma lo que nos rodea, junto a ellos aprendemos a disfrutar de otra manera el día a día.

miércoles, 16 de marzo de 2016

CUADRO ENTRE HERMANOS

Hace mucho, pero mucho, que no escribía una entrada, no por nada en particular, pero sí que voy liada con cole, peques, casa, cursos (que este año estoy poniéndome las pilas y feliz como una perdiz formándome/reciclándome en lo mío), salidas, amigos... siii, con la vida del día a día, que hace que no tengas tiempo de sentarte en el ordenador.
Es que también en ocasiones el cuerpo te pide por ejemplo leer en lugar de estar frente a una pantalla; pero bueno, aquí estoy porque a este rinconcito le tengo mucho cariño y quiero seguir guardando en él pequeños momentos de mis peques.

En casa seguimos haciendo mil una actividades, mezcladas cómo no, con el juego libre, pero algo que les gusta sin dudar son los pinceles, así que una tarde les saqué un lienzo que ya había pintado hace muuucho Ernesto y estuvieron dándole otra manita nueva de pintura, dándole otro aspecto diferente jejeje.


Los dos nanos de la casa han crecido de una manera asombrosa y han creado una relación muy bonita entre hermanos, se complementan muy bien, siendo tannn diferentes son uno el complemento del otro.


Darío siendo el pequeño tiene a un gran maestro al lado y le apasiona hacer tooodo lo que hace su hermano, es curioso ver como se enfrasca casi que al mismo nivel que Ernesto en las cosas, me encanta verlo concentrado y disfrutando de la pintura, en esta ocasión se cansó antes Ernesto que Darío, el cual se quedó pintando y experimentando a su aire durante más tiempo.


Un rato de arte compartido, un rato de expresión paralela donde los dos hermanos se adentraron en su mundo particular y crearon algo juntos pero no revueltos.