domingo, 6 de noviembre de 2016

CÍRCULOS DE COLORINES

En casa tenemos acuarelas, pero hace bastante que Ernesto no las había sacado, pero el abuelo de los nanos haciendo limpieza, pues se muda (muy muy lejos, a saber cuándo lo volvemos a ver!!) les regaló una caja llena de "tesoros" y entre ellos estaba unas bonitas acuarelas.


Darío no había pintado nunca con ellas y le explicamos que debía mojar el pincel, coger pintura y pintar y que para cambiar de color debía mojarlo y secarlo en un trapo varias veces. No tuvo problemas y experimentó con el nuevo material muy entusiasmado jejeje.


Verlos en una misma actividad y cada uno en lo suyo, aunque es a menudo, me sigue maravillando poder observarlos.


Para mí las acuarelas son especiales, me gusta mucho como se pinta con ellas y el acabado final en el papel, de hecho en mi clase, los alumnos las tienen a su disposición y le encantan jajaja creo que les he transmitido lo que me gustan y tooodos los días más de cuatro o cinco niños pasan ratos y ratos con las acuarelas.

6 comentarios:

  1. Qué bonicos los dos juntos... Se llevan genial, no? :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje sí que se llevan muy bien, pero como en toda casa de vecino también tienen sus más y sus menos, son hermanos que se complementan y que juegan mucho juntos, de ahí que también surjan mil y un conflictos. Besicos.

      Eliminar
  2. Por aquí también nos gustan las acuarelas, ya veremos cuando las pruebe el peque...aún falta un poco, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En menos de lo que crees, snif snif que el tiempo pasa volandooo! Besotes playeros.

      Eliminar
  3. Yo también soy una enamorada de las acuarelas, quedan unos tonos tan bonitos cuando secan...
    ¡Qué bonito ver a los hermanos haciendo cosas juntos!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué sí que son preciosos sus colores? Verlos así a mi me encanta, qué voy a decir yo? Besotesss ;)

      Eliminar