domingo, 23 de octubre de 2016

EL MÁS PEQUE CON BLOQUES Y COCHES

Darío pocos momentos tiene de juego sin su hermano durante este año, pues ya va al cole por las mañanas y por las tardes están juntos.

Si su hermano anda cerca se juntan en los juegos, pues si cada uno esta en otro juego, al final alguno se mete en el del otro, lo que en ocasiones no es muy bueno, pues a veces uno quiere estar tranquilo a lo suyo y el otro llega y le interrumpe, pero poco a poco se gestionan.

A lo que iba es que Darío tiene pocas ocasiones de jugar solo, como lo hacía su hermano a su edad o antes, montándose mundos imaginarios, pues si se los crea, Ernesto llega y se mete y generalmente le organiza, le manda o se le sube por encima, así que no es un juego realmente libre el que hace; que sí, que Darío es la mar de feliz con su hermano y pasan ratos y raaaatos juntos en juegos simbólicos que se crean y se lo pasan pipa, pero como digo, no es lo mismo que un juego libre personal o un juego simbólico él solo.

Por eso cuando tiene ciertos momentos de tranquilidad y soledad, de él con sus juegos, me gusta observarlo y recordar que Ernesto también era así, Darío es más activo, más movido en los juegos, pero creo que porque no tiene muchas oportunidades de "relajarse" jugando, no se si me explico, pero los pequeños tienen a los hermanos mayores siempre ahí.


Una de estas tardes Darío, que con ir al cole y separarse de su padre y de mí durante las mañanas ya tiene suficiente, dijo que no quería ir a ver a los abuelos a su casa, Ernesto sí y se fue en la siesta con los abuelos, así que Darío tuvo unas horitas de hijo en exclusiva, jugamos con los coches, con los bloques de colores y vi a otro Darío, más centrado, más relajado y tranquilo, muy metido en su juego y disfruté mucho.


Cada niño es un mundo, por las circunstancias que le rodean, por las diversas situaciones que viven... aún teniendo los mismos padres, mis hijos han vivido realidades diferentes y de ahí que, aunque cada uno "venga con su personalidad" se estén moldeando sus personalidades de formas tan diferentes, aunque en ciertos aspectos tan iguales, jajaja qué realidad y qué contradicción.

1 comentario:

  1. El tiempo de los segundos... Es tan diferente.... Nosotras al reves. Mi mayor no jurga sola ni para atras y la peque le encanta y se tira largos ratos jugando en su mundo....

    ResponderEliminar