miércoles, 1 de junio de 2016

AGUA Y LETRAS

Por aquí ya nos acompaña el buen tiempo, el solecico y con ello... las tardes de playa pero también de calle y de juegos de agua.



Así que como el nano grande de la casa se empeñó en sacar una pistola-dinosaurio que le regalaron el año pasado, tuvieron un rato de agua los dos peques.

¿Qué está haciendo Ernesto tan concentrado?


Ver que podía dibujar con el agua, que con cierto control y precisión podía hasta escribir y jejeje como esa tarde celebraríamos el cumple del hermano, qué mejor palabra para decorar la calle que... DARÍO.


Simple, que atrae, el agua, y con la imaginación de un niño a pintar y escribir con ella sin parar.

2 comentarios:

  1. ¿Pero qué le pasa a Ernesto? Veo que lleva una tirita en la frente.
    Los niños con agua y arena ya no necesitan nada más, horas y más horas de juego je,je

    ResponderEliminar
  2. Los niños son felices con las cosas más simples. Y el agua casi siempre es éxito seguro.
    Besos

    ResponderEliminar