miércoles, 11 de mayo de 2016

DENTRO DE CASA

Siii, en esta ocasión el balón entró casa y Ernesto estuvo encantado de chutar y chutar sin problemas de dar a nada.

Jajaja Darío de vez en cuando también se animaba a chutar, más flojito que Ernesto, que daba vueltas al palo, pero sobre todo lo que hizo el más nano de la casa fue disfrutar a tope y partirse de la risa con su hermano y el balón.


Verlos como juegan juntos totalmente, como se entretienen sin problemas y como crean sus mundos de juego y compañerismo es genial. Con raticos así de simples recargamos las pilas en casa, con juegos compartidos, con paseos en bici, con lecturas de cuentos... cosas cotidianas que te hacen vivir bien.

El juego lo hicimos de forma muy simple, ya en otra entrada lo mostré y el palo de escoba ha servido para más cosas jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario