miércoles, 20 de abril de 2016

PALOS, CORCHO Y COLORES.

Palos de colores que andan por casa desde hace mucho, un trozo de corcho que le dieron a Ernesto unos amigos, rotuladores y... ya tenemos este juego para Darío.


Se parece a uno que le hice a Ernesto también de chiquitillo, pero en esta ocasión solo hay un agujero de cada color.


Ernesto no es capaz de dejar, a veces, a su hermano jugar a su aire y en esta que se unió, como metía la mano él, le dije que fuera nombrándole los colores para que Darío los buscara y pusiera, jejeje pero si no se los decía en orden, Darío decía que no, que le tocaba el siguiente.


Algo poco estructurado, fácil de hacer con lo que anda por casa y que a Darío le está dando más de un ratico de entretenimiento.

2 comentarios:

  1. Cuando lo he visto me he acordado del del Ernesto! Qué rápido pasa el tiempo, ains...
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. ¡Claro es normal que el mayor quiera enseñar al pequeño! La cara que tiene Ernesto en la última foto lo dice todo, que no puede aguantarse de decir al peque cómo lo tiene que hacer je,je

    ResponderEliminar