lunes, 4 de abril de 2016

COLORINES Y CREACIÓN LIBRE

Estas navidades pasadas llegó a casa un juego muy chulo, que nos da raticos entretenidos, un material hecho de fécula de patata tintada, que al contacto con el agua se pega.


Con estas piececillas se pueden hacer infinidad de cosas, Darío de momento va a su aire experimentando y creando libremente, Ernesto ya crea previamente en su cabeza lo que quiere construir y se pone a ello, flores, coches, puentes, helicópteros, círculos, lunas...


Yo ya conocía el material, pero por una cosa y otra no se lo había comprado a los peques, pero en un taller al que asistimos estaba y les fascinó, así que ya teníamos claro el regalo de navidad.


En esta ocasión le daban a los peques unas cartulinas y habiendo cortado por la mitad, previamente las piezas, las humedecían en una bayeta y las pegaban a la cartulina, una gran idea también para crear dibujos en relieve y arte de formas diferentes y creativas.


Después hemos decidido regalarlo a amigos en cumpleaños y les a gustado mucho también. Es un material que da mucho juego, que desarrolla la imaginación y entretiene.

2 comentarios:

  1. Hola! Cuánto tiempo sin leerte! Pues ahora que ando yo buscando regalitos para mi rubio, me lo apunto y al próximo que pregunte... gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Te crees que llevo un año para sacarle este material??? jajajajaja. Lo veo, me llama la atención, pero luego espero el momento perfecto para sacarlo... y mira!!! Jajajajaja. Creo que pronto se lo sacaré :-D

    ResponderEliminar