martes, 26 de enero de 2016

SU MEDIO LENGUA

A Darío le caracteriza su sonrisilla y sus ojos achinaillos, su gran simpatía y ahora su media lengua, habla y habla que no para jajajaja, está más que gracioso.



Así que por aquí guardo frases de mi nano que me hacen mucha gracia, con su media lengua y su toniquete cantarín al hablar:

"Vammo a toche bebo ¿mami?", ¿nos vamos en el coche nuevo, mami? tiene pasión por su coche nuevo, jejeje como todos en la familia, hemos cambiado el coche y estamos la mar de contentos. Y las palabras "toche bebo" las tiene en la boca cada dos por tres.

"A mi no dutaaa" o la otra versión, "a mi ti dutaaaa", a mí no me gustaaaa, a mí si me gustaaa, jejeje lo suele usar cuando ya no quiere algo, aunque le encante, no dice que no quiere en ese momento, sino que no le gusta; jajaja mil veces le digo, si te gusta pero ahora no quieres ¿vale?, pero él sigue rr que rr si le doy uno de sus mayores tesoros de comida: leche con bizcocho y me dice "a mi no dutaaaa" eso sí, con cara de enfado y todo, yo me parto diciéndole ya yaaa, solo que ahora no quieres y eso es más que raro.

"Ya no eo maaaaa", ya no quiero másssss, si está comiendo algo y ya se ha cansado, sin pensarlo dos veces lo suelta y dice: "ya no eooo maaaa"

"Yo no veo naaaa", jajaja lo usa cada dos por tres, si hablamos de algo que hemos visto, de algo que hicimos, algo que no está presente, se pone como loco diciendo, "yo no veo naaaa", queriendo decir que en ese momento no lo ve y que lo quiere ver.

Y lo último es que le llaman muchísimo la atención los agujeros, sean de un tubo que sale de la calle, del váter, de un hueco en un pared... él nada más verlo se le encienden los ojos y te dice "¿etooo dónde vaaaa?" y jajaja a explicar que llega hasta una cañería, a un desagüe, que lleva a otra casa... y aún así te vuele a preguntar "¿y etooo dónde va mamiiii???"

Está creciendo a pasos agigantados y con el habla está dando un gran avance, poquico a poco hace que los abuelos lo entiendan, ya no solo lo entendemos nosotros, jejeje tiene una lengua de trapo que enamora, junto con su soniquete al hablar, sus gestos y su gran simpatía.

3 comentarios:

  1. Ooooohhhh!!! Qué mono Darío... Me siento taaaan identificada... Yo pensaba que los "segundos" se lanzaban antes a hablar. Nico dio un paso agigantado cuando nació su hermana pero aún así cuesta entenderle, pero es verdad que ahora estos dos bichitos están en una edad taaaan buena que enamoran!!!!
    Besitos para Darío!!! Y para Ernesto!!!

    ResponderEliminar
  2. que guapo y que gracioso esta con su media lengua. besos

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja, esta entrada sí que os va hacer reír y reír dentro de unos años jajaja
    Un diez para esta entrada!!

    ResponderEliminar