martes, 19 de enero de 2016

PASTA Y NO PARA COMER

Una de las mañanas en la que nos despertamos antes Ernesto y yo, en lugar de tele, que algunas veces sí que ponemos, le propuse hacer "manualidades" con pasta y no se lo pensó.


Una espiral, cola y distintos tipos de pasta (espirales, sopa, arroz, estrellitas y macarrones, lo que teníamos por casa).


Bien concentrado y con mucho interés estuvo poniendo a su aire  la pasta por encima de la cola.


Así quedó de bonita...


Jejeje pone el nombre de su hermano arriba, pues decidió que era un regalo para Darío y el suyo de firma abajo.

Algo que surgió sin mucho pensar y que dio un ratito de entretenimiento y encima quedó algo tan chulo para decorar.

5 comentarios:

  1. pues le quedo bien chulo y que majo regalandoselo a su hermano. besos

    ResponderEliminar
  2. Es muy buena idea, me la apunto!! :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Pues yo tengo una lucha con la tele! Trato de evitarla a toda costa pero en cuanto me descuido un poco o tengo que atender a uno en particular los otros ya van a ponerla.
    ¡Es muy chula la manualidad voy a ofrecérsela la próxima vez que vayan a coger el mando!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. qué guay jejejeje las cosas más sencillas son las mejores ;)

    ResponderEliminar
  5. Me encantan estas cosas sencillas e improvisadas. :-D

    ResponderEliminar