martes, 8 de diciembre de 2015

UNA MAÑANA PARA ÉL SOLO

Ya conté que hace poquito operaron al más chico de la casa y que todo salió a las mil maravillas, pero también quiero dejar por aquí el día siguiente de la operación, el viernes me lo dieron en el trabajo también, así que el papi de la casa llevó a Ernesto al cole y yo me quedé en la camica con Darío, madre mía eso si que no ocurre nunca jejeje Ernesto y yo tenemos exactamente los mismos días de cole, así que esta ocasión fue suuuuper especial, un despertar solo nuestro, de Darío y mío, una mañana completa para nosotros, Miguel si que disfruta de Darío tooodas las mañanas pero yo no, yo si estoy en casa también está Ernesto.

Al ser el segundo, tiempo en exclusiva con él hay poquito, bueno las noches sí, cuando el mayor se acuesta temprano para madrugar al día siguiente, pero... la mañana del viernes posterior a la operación fue tooodo un regalo para los dos.

Sin prisas, en pijamas, jejeje y sin desayunar me pidió ir a jugar a la habitación del ordenador donde también hay un baúl con mil y un muñecos, qué carica de ilusión y alegría tenía, jugamos mucho y hasta terminó metido dentro.


Después de desayunar y vestirse quería volver a subir así que arriba que fuimos y sacó la darbuka, un ratito de música nunca viene mal. Su cara de alegría me enamora, es expresivo al mil por cien y me encanta verlo tan pletórico y feliz.


Cuando se cansó decidió que quería sacar los pinchitos y le propuse ir poniéndolos agrupados por colores. Largo ratico nos pasamos ahí con los pinchitos, pon. quita, pon, quita...


Tras guardar los pinchitos... plastilina, le gusta mucho que le haga churros y él cortarlos con las tijeras de la plasti, me hace mucha gracia su carica con la boca abierta, concentrado en cortar.


Por último quiso bajar a jugar con los coches y el garaje, ahí que se quedó él a su aire y con sus coches.


Jejeje una mañana con su mami entera para él, una mañana que disfrutamos los dos al máximo y que quiero guardar en el recuerdo; después de los coches nos fuimos paseando, pues hacía un día de sol estupendo, a recoger al hermano al cole y vuelta sin prisas para comer.

2 comentarios:

  1. No me había enterado de la operación! Me alegro de que todo fuese bien y de esa mañana de relax con él! Está precioso. :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. CIERTOOOOOOOOOOOO. Vivan los momentos en exclusiva.
    Es una de las cosas que más a rajatabla hago. Sin fechas concretas y sin presionar, pero si que saco tiempo para estar con las dos por separado.... Y es que siempre es un momentazo!!!
    Me alegro que la operación todo bien.
    Viendo las fotos sabemos que no fue nada :-D

    ResponderEliminar