miércoles, 7 de octubre de 2015

UN AÑO...

... entre esta foto


y esta otra.


La primera es del octubre del 2014 y la segunda del septiembre del 2015 y entre ellas veo a los dos super cambiados.
Darío en la primera era aún un bebé con su añillo y algo y ahora se está convirtiendo en lo que yo llamo bebé-niño, jajaja aún no deja de ser bebé pero es ya un niño y en Ernesto en la primera aún veo a ese bebé niño y en la de este año ya a un niño en toda regla, está hecho todo un niño, atrás quedó el bebé y el bebé-niño.



3 comentarios:

  1. Dos pequeños hombrecitos es lo que ya tienes, cómo cambian!
    Como me dijo una señora mayor un día por la calle en la que Jirafita iba comiéndose un plátano..."me encanta ver a los peques comiendo frutas"
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Darío un bebé grande y Ernesto un nene grande ¡Cambian mucho! En el día a día no nos damos cuenta pero cuando comparamos fotos es cuando vemos los cambios. A mí me gusta mucho ver a los niños comiendo fruta.

    ResponderEliminar
  3. Han cambiado mucho.... que graciosa la foto. Muy buena para la comparación. Más mayores si, pero igual de ricos que siempre. Da pena ver como creen y se "nos" van esas etapas tan tiernos verdad?? pero a la vez nos invade los sentimiento de orgullo de ver como crecen... ainssss

    ResponderEliminar