martes, 23 de junio de 2015

LEER ENTRE HERMANOS Y EN UNA TIENDA-CASA

Un libro siempre es un gran plan, compartir un libro es más que eso y ya si es en una "cabaña-casa-tienda-tipi" es lo más de lo más de lo más, jajajaja.

Mis peques disfrutan muchísimo los libros de casa, no pasa día sin que vean varios, bastantes  realmente, a veces solos, otras veces ellos a su aire juntitos y otras con papi o con mami.

Este finde, en una mañana sin prisas Ernesto me pidió que le pusiera mis pareos a modo de casa, le encannnta es poco decir, así que tras jugar un rato, como una de las estanterías de sus libros estaba justo al ladito... cuento y a disfrutar tranquilitos.


Se me cae la baba viéndolos así, junticos y con un libro entre ellos.


Este libro ya lo comenté aquí, pues lo sacamos en muchas ocasiones de la biblio, pero este curso en mi trabajo trajeron libros para vender y la sorpresa fue que lo vendían y con un gran descuento, así que me hice con uno para casa (ha vuelto a ser un éxito) y otro para un amiguico de Ernesto.

Es gracioso como Ernesto le va preguntando "¿¿dónde está el semáforo hermanito??" y Darío que se lo conoce de memoria lo localiza y abre al instante, así se pueden pasar más de media hora con el libro, página para un lado, página para otro.

3 comentarios:

  1. Hola. son unas fotos muy expresivas en las que captas lo divertidos que están con los cuentos y jugando entre los dos... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Pero que chula la idea. Y que bien verlos con libros y más libros :-D

    ResponderEliminar