lunes, 27 de abril de 2015

UNA CASA EN CASA

¿Mis peques dónde andan? ¿dónde están escondidos y guarecidos?


En toda una señora casa cortesía de su mami para pasar una mañana de fin de semana felices de la vida, sin prisas de horarios, sin rutinas a las que agarrarnos y simplemente dejando que el juego los envuelva, su imaginación los lleve a historias maravillosas y los momentos sean compartidos entre hermanos.


En esta super tienda de campaña improvisada cada uno encontró su trocito de casa particular, Darío decidió ubicarse en una silla, cocinar, cocinar y cocinar sin parar.


Y Ernesto de aquí para allá, pero el lugar más confortable que encontró fue en la mesa y ahí es donde cocinó y elaboró exquisitos platos.


Como buenos inquilinos de una comunidad decidieron juntarse en más de una ocasión y disfrutar de los majares en compañía.


Como me gusta verlos disfrutar de juegos de toooda la vida ¿quién no se ha montado casa en el comedor con sábanas? ¿quién no ha inventado barcos, trenes, casas de campo... usando colchas o sábanas? a mí de pequeña me pirraba y ahora me entusiasma montárselas a ellos, llegará el día en que sin mi ayuda se monten ellos solitos estos campamentos base.

2 comentarios:

  1. que graciosos en su tienda, a los mios tambien les gusta, pero la hacemos solo entre dos sillas, asi que tienen que compartir la casa, tambien les da por hacer comiditas, que curioso. besos

    ResponderEliminar
  2. Que graciosos se les ve!!! Y que buenas ideas tienes!!!!

    ResponderEliminar