lunes, 20 de abril de 2015

QUITANDOSE LA SAL Y LA ARENA

Este fin de semana por aquí por fin ha hecho bueno, bueno, y cómo no, hemos estado disfrutando de playica.

Los nanos más que felices y nosotros de relax y disfrute viéndolos. Darío es totalmente de agua y no es capaz de no meter sus pies, el agua está aún fresquita pero... empieza con los pies, luego le quito el pantalón por siiiii... y termina sin nada de nada, al final mojado enterito, bueno menos mal que la cabeza de momento se salva. Ernesto es menos de agua, juega y juega sin parar en la orilla en la arena, pero entra y sale para ir cogiendo agua o arena mojada y casi que termina bañado.

Así que en esas andamos y luego...

 ¿qué mejor que un bañito al solecito en el patio?


Jajaja aunque llenamos dos, los enanos comienzan siempre a bañarse juntos, Darío no quiere meterse sin su hermano, en semana santa estuvieron por aquí unos amigos y están los tres en la bañerilla azul y mientras la negra vacía.

En este caso los dos jugando pero en el barreño negro y la azul vacía.


Me fascina y enamora verlos en sus mundos de la imaginación, juntos pero no revueltos, creando historias y creciendo felices.


Junticos estuvieron hasta... que Darío decidió que le apetecía espacio y se fue a la bañera azul, así a remojo y encantados con el agua estuvieron largo rato hasta que la comida estuvo lista en la mesa.


Ohhh qué ganitas de primavera que roza el veranico, aquí somos totalmente de verano y sol, de aguica y playa, qué gusto tenerlo ya cerquita, cerquita.

3 comentarios:

  1. para comérselos madre mía! y por aquí también queremos que se quede el sol!! un besazo familia

    ResponderEliminar
  2. q graciosos los dos metidos en el cubo, que bien que podais disfrutar tanto de la playa y el sol. besos

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos!!! Yo tb quiero verano, y sol , y playa y aguaaaaaaaaa

    ResponderEliminar