sábado, 4 de abril de 2015

APROVECHANDO LO CERCANO

Siiii, de lo que más disfrutamos en familia es de ratos, ratos y más ratos de playa y arena, tanto entre semana como los fines de semana, nos gusta tener planes con amigos, lugares que descubrir, gente a la que visitar... pero no puedo negar que uno de los mayores placeres es despertar sin planes, ir sin prisa y bajar los cuatro juntos, cargados de cachivaches playeros, a jugar, saborear y explotar la playica.


Mis tres hombres en un día cualquiera de playa, sol y arena, una mañana de diez.

5 comentarios:

  1. Hola. coincido contigo que uno de mis placeres es amanecer y no tener ni horarios ni adaptarme a una agenda. Desayunar en familia y poder disfrutar de momentos de ocio con los peques con momentos que no tienen precio; los mejores- Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Sabes q te envidio un montón por tener la playita tan cerca jejeje

    ResponderEliminar
  3. ¡Que lujo la playa! Seguro que disfrutais un montón de esos momentos...

    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. que bien tener la playa tan cerca...besos

    ResponderEliminar
  5. Como echo de menos el no tener prisas!!!!!!!
    Y que envidia de playica :-D
    Mi peque lo sigue llevando fatal el levantarse por las mañanas y tener que andar con hora fija de entrada en el cole... es lo peor que llevamos de nuestra vuelta a la vida real... ainsss
    Así que los fines de semana son nuestro mayor tesoro!!!!!!!!!

    ResponderEliminar