miércoles, 25 de febrero de 2015

MI INDIO Y MI MOSQUETERO

Este año los dos nanos de la casa han lucido disfraz de carnaval, además dos días, uno en el cole de Ernesto donde la temática era libre y pensamos en currarnos uno su padre y yo, pero... él quería ir de mosquetero que para eso su yaya se lo había pedido a los reyes magos.

Así que Ernesto fue la mar de contento a su cole de mosquetero (le chiflan los mosqueteros por una película donde sale Mickey, Donald y Goofy de mosqueteros) y Darío heredó un disfraz muy gracioso de unos vecinos/amigos y se fue a jugar con el papi al colegio de Ernesto, hacían unas puertas abiertas en las que los niños iban pasando por distintas estaciones para jugar, pintarse, hacerse una foto con un fondo... (tipo gimkana de carnaval), podían acercarse los padres que quisieran, yo, snif snif estaba en mi cole y no pude ir, pero recibí unas cuantas fotitos vía whasap que me alegraron la mañana.

El segundo día fue el sábado, que nos acercamos a la plaza del pueblo, donde hacían un pasacalles y distintos talleres, nos acercamos con amigos y sus peques, jajaja así que Ernesto, con su amigo del alma, ya montando mil historias andurreando de aquí para allá y Darío en tooodos lados, correteando, de un lado a otro con su gran sonrisa.

Darío fue el  primero en unirse a los talleres, cuando ya había espacio suficiente después de que muuuchos niños pasaran por las mesas, entonces él se subió y junto con su patata frita inseparable allí anduvo entretenido.


Ernesto no tardó en unirse al hermano y cuando descubrió el pegamento y la purpurina... no necesitó naaada más; en su mundo creativo y Darío sin perder ojo al hermano.


Mis dos soletes la mar de rebonicos.


Pasamos un día genial de sábado, de callejear, de amigos, risas y de solecito comiendo en la calle, así que fue un plan de diez.

3 comentarios:

  1. Que guapos!!!!! Y que carita de concentración Dario pintando!!!
    Me encantaaaaa

    ResponderEliminar