domingo, 1 de febrero de 2015

AHORA ME TOCA A MI

Ya mostré uno de los regalos de Ernesto que había recibido por Papá Noel, jejeje un cambio que aceptó encantado, nos ha dado buenos ratos el coche. En uno de esos findes que aprovechamos el sol y la calle Ernesto se entretuvo jugando con su coche...

...hasta que llegó Darío y decidió que eso era muy chulo y le tocaba a él...


Dame, dame, hermanito que tú ya has conducido bastante y yo quiero probar esto...


Eso de dame, dame, a veces funciona bien y Ernesto como ocurrió en esta ocasión se lo cedió sin grandes problemas y decidió salir a corretear detrás del coche mientras Darío se iniciaba en el manejo del teledirigido.
Pero no siempre es así y toca buscar alternativas a alguno de los dos y soluciones... el lío llega cuando ninguno de los dos cede y quiere sí o sí los mismo que el otro, ocurre en muy pocas ocasiones, pero cuando ocurre hay que tirar de imaginación, paciencia y uno ha de ceder, la mayoría de veces cede Ernesto pero ya poco a poco Darío si lo tiene primero el hermano y no se lo deja en esa ocasión ha de entenderlo... poco a poco van aprendiendo a compaginarse como hermanos que tienen los mismos gustos y que han de compartir tooodos sus juguetes, de momento va bien la cosa, a ver si sigue así.


Papi ayudó al pequeño nano a conducir el coche y Darío se concentró en la cuestión, jejeje a veces lo veo más grande de lo que es, madre mía si es un nanico de 20 meses pero... con un hermano de 4 años y medio, que eso cambia mucho las cosas.


Después de estar jugando con el coche, terminaron liados con lo que más triunfa con estos dos peques, con comiditas y cacharros mezclados con tierra y piedrecillas, mientras nosotros disfrutábamos sentados al solecico hablando tranquilamente y viendo a los dos en su salsa.


Y no sería una mañana en toda regla sin... el ratico de tetica y mami por parte de Darío, ayy cómo disfruto esos momentos de ralax y paz y más si son en mañanas sin prisas, soleadas y en familia.


Así de simples y tranquilas suelen ser nuestras mañanas de fin de semana, en parques, en montes o en la playa, variamos lugares y en ocasiones lo hacemos acompañados de amigos (que así la vida es más bonica) pero aún así suelen ser de esta forma, con juegos de siempre, con tierra, arena, piedras, hojas... con las que jugar y entretenerse, a veces jugando con ellos y otras disfrutando observándolos.

3 comentarios:

  1. Hola: una mañana adorable y qué buen tiempo teneis. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas vinculados con nuestros hijos. En este momento me interesan mucho este tipo de reflexiones por lo que he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Qué bien se lo pasan los dos y vosotros con ellos!!
    Besos

    ResponderEliminar