sábado, 30 de agosto de 2014

RECOPILANDO FOTOS EN FAMILIA 1

Desde hace ya muuucho tiempo (uff desde el mes de enero del 2013, antes del nacimiento de Darío) no me había puesto con las fotos en familia, lo había dejado aparcado y mira que es una propuesta que me encantó hacerme a mí misma. Así que hace poquito decidí buscar entre las miles y miles -jajaja- de fotos que tenemos y recopilar desde que nació Darío en las que estuviésemos los cuatro, nuestras nuevas fotos en familia, una familia ya de cuatro miembros dejando atrás la familia de tres.

Y qué mejor día para publicar esta entrada que el día que comienzo a trabajar tras casi dos años, uffff tengo ilusión por volver a las clases con mis niños (gracias a que mi trabajo me encanta) pero realmente estaría encantada de quedarme en casa otro añico con mi nano, pero bueno al igual que con Ernesto el primer año lo disfruté yo con excedencia y  los siguientes se queda papi con Darío, así que espero que la primera mañana le vaya bien a él solo con los dos nanos, Ernesto aún no ha comenzado el cole.

Sin proponérmelo, pues no he pensado desde que nació Darío lo de "ayy foto en familia", "que este mes no he hecho" o algo por el estilo, tenemos unas tannntas fotos juntitos, he decidido hacer un par de entradas para recogerlas todas, en esta primera desde el 15 de mayo, cuando nació Darío hasta diciembre, los seis primeros meses del nanuco, acompañado de sus papis y hermano.

La primera juntitos fue a los dos o tres días de llegar del hospital, estábamos en casa de mis padres una tarde relajados, leyendo con Ernesto y hablando con ellos, mientras mi padre aprovechó y nos sacó unas cuantas foticos. 


El 21 de junio del 2013, el día en el que Ernesto cumplió 3 añazos, primero lo celebramos con la familia, con una super tarta y con trufas, que le chiflan al nano grande de la casa.


Y después celebramos con los amigos; como todos los años; el tercer cumpleaños en la playa, hizo una noche preciosa y tuvimos una invitada especial... una luna llena preciosa.


En el primer veranito de Darío fuimos en barco a que lo conociese su bisabuela, Ernesto estuvo la mar de encantado.


Nuestras noches de verano, del primero con nuestro segundo cachorro, no se distinguen de las de este año, paseos y parques, en algunas ocasiones eramos (y aún somos) una familia cangura al 100%


Como ya conté en la entrada nos animamos a hacer la marcha de Aidemar en familia y fue toda una experiencia.


Darío se estreno con un par de meses en su primera caminata familiar y Ernesto en una carrera infantil, en la que ganó (junto a tooodos los demás niños) una medalla que aún anda por casa y que da mucho juego.


Unas fotos especiales en familia son las del primer día de cole de Ernesto, todo un gran paso el de mi gran pequeño hijo, en unos pocos días será su vuelta al cole, espero que la lleve bien y que poquito a poco se haga otra vez a la rutina escolar, al madrugar y al estar tanto tiempo fuera de casa sin nosotros, ayy cómo lo voy a echar de menos.


En otoño del año pasado, tras estar saturados de baños y playa, nos fuimos de comidas con varios amigos al monte, donde los peques y no tan peques disfrutamos de olores, colores y sonidos distintos a los que estamos acostumbrados con tanta playa.


Otra comida en el monte con amiguicos, donde aprovechamos para que nos hicieran otra foto en familia.


En octubre Darío se estrenó en su primera manifestación fuera de la barriga de su mami.


El rey Darío en su santo, aprovechando que los abuelos vinieron a felicitarlo y se hicieron foticos con los peques, nos hicieron otra a nosotros.


En la alfombra, con unos cuantos playmovil y calentitos... como tannnntas y tannntas tardes de invierno en casita.


En casa de unos amigos ingleses celebrando con ellos su gran fiesta de Halloween, el más auténtico... Miguel.


Con la entrada de Ernesto al cole, llegaron los resfriados a casa, en los tres años anteriores apenas había tenido ninguno y ese primera año ha tenido unos tannntos, así que algunas mañanas frías hemos ido a una confitería donde por desayunar disfrutas de un ratico de parque, en el que puedes estar con ellos sin problemas.


Y por último, la fiesta de Ernesto en el cole, donde dio un gran paso saliendo con sus compañeros a cantar su canción de Rodolfo el reno.


Ayyyy viendo las fotos recuerdo todos los momentos vividos y me doy cuenta que gracias a este año de excedencia no solo he podido disfrutar al máximo a Darío sino que he podido estar en momentos especiales de Ernesto, como su primer día de cole y su primera actuación, snif snif este año no podré estar ahí con él, pero sí que estarán su papi y su hermano Darío para que se sienta feliz y acompañado.

A sido larrrga larrrga esta entrada, jajaja menos mal que la he partido en partes sino sería eterna, si alguien la ha leído completa es toodo un logro, pero me hace ilusión tener el recuerdo de todos estos bonicos momentos.

viernes, 29 de agosto de 2014

RICO, RICO...

No suelo poner nada de comidas por el blog pero ummmm esta comida me encanta y como es tan fácil, me ha apetecido compartirla por aquí.


Qué es esto????? Pues cuscús con acelgas, ajos tiernos y almendras fritas.

Es facilito, facilito de hacer, primero por un lado hacemos el cuscús, yo lo hago de la siguiente manera: por un vaso de cuscús (que doro un poquito en una sartén con un pelín de aceite) un vaso y medio de agua (que pongo a hervir en un cazo) cuando hierve el agua, echo el agua en el cuscús doradito y dejo que repose y se haga solito, sin tenerlo al fuego, en la sartén y chimpúm.

Una vez tenemos el cuscús nos falta poquito ya, partimos almendras (blancas, crudas) en trocitos y en una sartén con aceite las doramos un poquito, añadimos las acelgas y ajos tiernos en trocitos y con un chorrito pequeño de aceite esperamos dando algunas vueltecicas a que se hagan las tres cosas juntas y... nada más, se mezcla luego todo y sale un plato delicioso.

Si os animáis ya me contaréis si os a gustado, para mí es uno de mis platos preferidos.

jueves, 28 de agosto de 2014

VISITANDO A LA ABU Y AL TITO

En este veranico hemos hecho muchas cositas y unas cuantas salidas, algunas cerquita y otras más lejos, en esta ocasión nos acercamos a ver como va al tito de los nanos, que poquito a poco pero se va recuperando.

Decidimos que nos apetecía estar al aire libre y nos fuimos a un parque que seguro disfrutaban los peques y no fallamos, se lo pasaron en grande, ¿qué mira en esta foto Darío? ¿a quién saluda con sus manitas tan emocionado?


Jejeje a su hermanico y su papi, que se montaron en una lancha por el lago del parque, Ernesto estaba pletórico y disfrutó como el enano que es, dirigiendo él el volante y siendo el capitán de la nave, está entre otras muchas fases en una fase pirata, así que fue toooda una experiencia.


Si Ernesto disfrutó subido con su padre en la lancha... Darío no fue menos, se lo pasó más que en grande viendo a su hermano y a su padre como iban y venían, le hacía una ilusión tremenda y para muestra un botón... hasta hacía palmas de la emoción.


Jejeje y como casi siempre el bebote (que ya casi que no queda mucho de bebote, ya está convirtiéndose en un niño-bebé) sale partiéndose de risa, aquí una foto un poquito más formalico, pero en la que sale igualmente achuchable y para darle bocaicos.


Además en esta escapada, a parte de ver cómo va el tito, celebramos el cumple de la abu, la madre de Miguel y para celebrarlo... tarta de chocolate y galletas, especialidad de la abu, que nos encanta a todos, ¿se nota que a Ernesto le encanta?


Días en familia y felices es de lo que nos encanta disfrutar y este veranico estamos encantados con amigos, salidas, parques, piscinas, playa... ayyy qué penica me da que ya me queda naaaada y menos para incorporarme tras mi año de excedencia, no quiero ni pensarlo.

miércoles, 20 de agosto de 2014

BUSCA, BUSCA...

Hoy toca una entradica de librosss, que hace tiempo que no mostraba un libro de los nuestros, este lo conocimos gracias al blog de Mariló, Tres amores y un millón de aficiones, un blog que lleva detrás a una gran persona, una preciosa mamá y una familia encantadora (pues tuvimos la suerte de conocerlos en nuestra parada por Madrid).

El libro se llama Busca y encuentra en la Historia, de Thierry Saval, Ediciones SM, es un libro que nos da un bonito paseo por la Historia, comienza por la prehistoria, pasa por los caballeros y sus castillos medievales, los piratas y sus islas del tesoro, el lejano oeste... todo con unas ilustraciones llenas de color, páginas de papel grueso (tipo plastificado, brillante) y tapa dura.


Cada escena se despliega y en la parte interior es donde buscamos las diversas cosas que nos muestra el libro desde palmeras, mapas del tesoro, hasta un dolmen o un menhir.


Es un libro que entretiene y que a demás sus ilustraciones te sumergen en su búsqueda...


Una bonita forma de conocer un poquito de historia y nuevo vocabulario relacionado con ella, un libro que entretiene en cualquier momento y especial para los viajes en coche con los pequeños. Nos acompañó en el coche en nuestra ida y vuelta a Soria, ratos muertos de coche son más entretenidos con pequeños detalles como este.

martes, 19 de agosto de 2014

EL TÚNEL

Y aquí va otra entrada un tanto atrasada, pero como ya dije quiero publicarlas poquito a poco, pues son un recuerdo que no quiero olvidar, momentos que quiero recordar de mis nanicos preciosos.

En casa tenemos un tubo de tela verde del Ikea, se pliega fácilmente y se guarda muy bien, de vez en cuando los nanos de la casa lo ven y... a abrirlo y jugar sin parar.


En una de tantas tardes del invierno pasado Darío y Ernesto estuvieron entretenidos pasando por el túnel uno primero y otro después, aún siguen jugando con él, han de tener cuidado ya, porque van tan rápidos y a veces entra uno por un lado y otro por el otro, jajaja pero aún no se han chocado, me gusta muchísimo ver a los dos jugando a su aire de forma conjunta pero separados a la vez.

lunes, 18 de agosto de 2014

DE TELA A CARTÓN

Ya escribí una entrada con los primeros pasitos del peque de la casa con los libros, que eran de tela, ya desde hace mucho, se interesa por todos los demás (bueno realmente se interesó por todos a la vez en su día). Pero ya manipula mucho más los libros de cartón grueso, estos son ideales para sus deditos y para poder ir pasando páginas.


Le gusta ir observando y va señalando cosillas, en este de los animales yo le voy diciendo los nombres y haciéndole el ruido jejeje y a él le encanta, es Pepón el hipopótamo, un cuento muy simple, que compré en un todo a 100 (ya ni se llama así) para un trabajo mío antes de nacer Ernesto.

Pepón el hipopótamo va por la selva y se encuentra a diferentes amigos, así que salen varios animales, una jirafa, un cocodrilo, un elefante... es de colores vistosos, con tapa dura pero forrada de goma eva, por lo tanto blandita y suave al tacto, de páginas de cartón grueso, lisas y brillantes y de un tamaño ideal par ser manipulado por el nanico de la casa.


Así que con Darío en casa ya tenemos otro peque que adora los libros y poco a poco va descubriendo la magia que desprenden, los tenemos a su mano en la caja de la jirafa, que ya mostré en esta entrada y en la caja forrada de tela que mostré aquí, así en muchas ocasiones él solico se va hacia ellos y sin necesidad de pedírnoslos los coge y se pone a lo suyo.

miércoles, 13 de agosto de 2014

DARÍO Y LAS PINTURAS

Esta era la segunda vez que Darío se pone a experimentar con pinturas, unos días antes Ernesto y él pintaron en un papel continuo pegado a la pared (Ernesto pintó un árbol precioso del cual no tengo fotos) pero como Darío pintó más el suelo que el papel... en esta ocasión puse el papel en el suelo directamente.


Le puse a mano distintos utensilios (rodillos, pinceles, esponjas) y pintura en el papel, primero se animó con un pincel y luego con su propio dedillo.


Jejeje con el rodillo, que le empapé yo de pintura, prefería estrujarlo y ver que era aquello, termino pintadico por algunos sitios pero nada que no solucione un buen baño de agua.


Ernesto no quería pintar porque decía que se manchaba, en esta ocasión se quedó en el sillón, a su aire y diciendo que él pintaba pero con la ropa puesta (ropa que llevaba y le dije que se pusiera una camiseta, que no quería) y con zapatos, para pisar la pintura, así que le dije que nanai, si quería pintar había unas normas que era ropa de pintar y descalzo que no quería luego lavar la ropa y los zapatos, como no quiso... decidió no pintar.

En esta ocasión me pilló así, hay días que no  tengo tanta paciencia o ideas para capear a mi nano grande, quizás en otro momento me hubiera dado igual la ropa y los zapatos, pero no siempre estamos de igual humor.

martes, 12 de agosto de 2014

UHHHHHHHH

Que el peque de la casa está para darle bocaicos y no parar no es nada nuevo, está hecho un niño lleno de energía y alegría y una de las cosas que más gracia le hacen son los sustos, ya hice una entrada donde salía con su hermano y se partían los dos.

En esta ocasión estaba él solo en la cortina del comedor escondiéndose, apareciendo y tronchándose de risa, así que para no variar mucho, me fui corriendo a por la cámara.


Verle la cara y su sonrisa no tiene precio, Darío es un mini-duendecillo risueño, que te alegra los días con sus dientecillos al sonreír.

Nos pasamos largos ratos, jugando a que él se esconde y me da sustos, o le da sustos a su hermano, se lo pasa en grande y no se cansa de jugar a ello, ya hasta cuando sale dice: uhhhhh y se ríe, es muy, muy gracioso verlo en plena acción.


Y es en estas ocasiones cuando no puedo evitar acodarme y retroceder en el tiempo, recuerdo claramente que Ernesto tenía la misma pasión por la cortinas y también le encantaba jugar a esconderse, mis dos soletes son todo un regalo y con Darío vuelvo a revivir la primera infancia de Ernesto, algo que me parece mágico.


Darío aquí tiene un añico y dos meses y Ernesto un año y diez meses, jejeje pero a mí me sorprende su parecido en los gestos, solamente le falta a mini Darío unos centímetros más de pelo para que le aparezcan los ricillos. Me encanta ver fotos de los dos juntos en situaciones similares.

lunes, 11 de agosto de 2014

DISFRUTANDO DE CALLE Y DE YAYA

En verano nuestra calle cambia, se convierte en la calle de los niños, en la calle de los balones, las bicicletas, los gritos, las carreras, en la calle de las sillas para tomar "el fresco" (pues realmente poco, poco  hace en estas fechas), en la calle de las familias completas...

Es totalmente una calle típica de pueblo de playa, una calle estrecha por donde pasa un coche cada dos días y se puede estar sin problemas en ella.

Y para mis peques su mayor suerte es... que al principio de la calle está la casa de su abu y su yaya (siii, la mayor parte del verano la pasan aquí, en una casa en nuestra misma calle) , por los cuales tienen pasión y con los que disfrutan mucho. Así que de vez en cuando aprovechamos esa calle en la que podemos estar sentados en los bordillos, en las aceras o en una silla y nos ponemos a jugar felizmente y sin prisas.


Con juguetes y sillones heredados más bonito es nuestro verano; mis peques junto a su yaya construyendo rascacielos y yo feliz de verlos en la calle donde yo misma hace más de treinta años pasaba mis veranos igual.

viernes, 8 de agosto de 2014

UN JUEGO DE ESTE VERANO: LA TIENDA

Ernesto este verano está disfrutando de lo lindo, jajaja bueno y Darío que le sigue muy de cerca en todos sus juegos y andaduras.

Un juego que le encanta hacer y se pasa en su mundo más de una hora es hacer tiendas, empieza a colocar todo lo que encuentra a su paso y lo expone, él se asigna el puesto de tendero y se abstrae en su mundo imaginativo.

La mayoría de veces son libros lo que vende, en esta ocasión hizo la tienda en las camas y dispuso los libros encima de las almohadas, vendía desde atrás, pero en alguna ocasión él mismo se compraba y miraba su compra...


Da mucho de si el juego porque busca, busca y rebusca cosas para colocar, jajaja en una siesta hizo tal tienda, estando con su padre, que sacó toooodo lo de las estanterías del comedor, de los tres muebles... y eso es muuuuuuucho jajajaja así de entretenidos y dispuestos al trabajo andamos por casa estas vacaciones, en la próxima (si estoy delante) aprovecho y limpio a conciencia el mueble.

jueves, 7 de agosto de 2014

VISITANDO A LA FAMILIA

Jejeje ya hablé de que tenía entradas atrasadas y que quería publicarlas poquito a poco, madre mía esta es del verano pasado, cuando nuestro pequeño cachorrillo era un bebecito pequeño, Darío acababa de llegar a nuestras vidas y comenzábamos a disfrutar de familia al completo.

Uno de los días de verano decidimos ir en barco a visitar a la abuela de Miguel, la bisabuela de los peques y fue toda una experiencia, Ernesto ya había montado en barco (este mismo) pero era bebé, así que realmente fue en esta ocasión cuando disfrutó y experimentó su travesía marina.


Darío estuvo bien acurrucadito con mami entre los brazos y teteó un ratico, recuerdo que luego vomitó, cosa que el no suele hacer (ni de bebé, como era en ese momento) no se si fue casualidad o que el viaje no le sentó bien, pero no lloró ni nada, estuvo a gustico en brazos de papi y de mami.


Pasamos un día genial con la familia de Miguel y después a la vuelta tuvimos todo un regalo para los sentidos, nos volvimos en el barco en el momento justo del atardecer.

Vimos un atardecer precioso, puedo decir que de los más bonitos experimentados y sentidos, teniendo en brazos a mi pequeño, con Miguel y Ernesto disfrutando de las vistas y sintiendo el mar, fue todo un regalazo.



Aquí mis dos chicos en proa disfrutando de las vistas tan bonitas que nos da el Mar Menor.


Y aquí toda la familia al completo.


Relax y paz es lo que pudimos sentir a la vuelta a casa, Ernesto se quedó embelesado mirando el horizonte y viendo el sol ponerse.


Pero aún nos deparaba una sorpresa más el barco y es que tras este precioso atardecer apareció por popa una preciosa luna llena que nos maravilló a todos, no tengo fotos de ella pero recuerdo que nos quedamos embobados y la disfrutamos igual o más que el atardecer.

miércoles, 6 de agosto de 2014

JUEGO DE VERANO

Creo que el agua por excelencia es íntima amiga del verano, así que no puede casi que haber mejor juego que... una guerra de agua, vale todo... pero los reyes son los globos de agua.


Una mañanica de verano, vecinos, calor y ganas de jugar, llenamos unos tantos globos, los pusimos en nuestra bañera y a la calle, también llenaron otros vecinos unos cubos para jugar con las pistolas de agua.

Darío ante tanto colorido no se resistió.


Ernesto estaba encantado lanzando globos al suelo, viendo como explotaban y ya si le daba a alguien en los pies se tronchaba de risa, eso sí, nada de que a él le cayese una gota, madre mía que mal lleva a veces el mojarse y el agua.


Me gustó verlo jugar de aquí para allá, disfrutar con los vecinos y hacerse un poquito más amigo del agua, aún así cuando le cayó en la cara ups hubo un pequeño enfado.
Las pistolas de agua dieron mucho de sí, entre llenarlas y lanzar lejos, lejos... fueron un gran acierto.


Seguro que repetimos y volvemos a refrescar la calle, jejeje.
Muy importante el recoger después todos los plastiquillos de los globos de agua... a ver ¿quién recoge más? jajaja con juego todo es divertido.

martes, 5 de agosto de 2014

VOLVEMOS DE NUESTRO DESCANSO

Tras unas semanicas desaparecidos, ya andamos por casica después de nuestra mini escapada por tierras sorianas y madrileñas, hemos jugado, reído, "peloteado", disfrutado de amigos, conocido otros (tooodo un regalo en esta escapada, conocer a un par de personas que andan detrás de blogs que me encantan), "heladeado", también han habido riñas y llantos, pero con nanos eso es lo más normal, lo importante es que lo hemos pasado de lujo y ahora aún nos queda todo agosto para saborear nuestra playica tranquilos en casa (eso si rodeados de mil personas más, jajajaja como cuesta hacerse a tanta gente por aquí).


Espero que tod@s estéis pasando un veranico bueno y disfrutéis de las vacaciones que se puedan.