miércoles, 19 de noviembre de 2014

PURO AMOR

Eso es lo que siento cuando teteo a mi nanico, los ratos de unión con Darío son preciosos, con Ernesto saboreé mil y un instantes de tetica y con Darío pasa igual, es un super precioso tetero, del que me enamoro cada día más y más. 

Dar teta para mí es todo un regalo que me hace mi hijo, pues lo disfruto al máximo y nos encanta a los dos, en casa, en el parque, en la playa, en un bar, en la biblio, en mi cole... donde el necesite su calorcito, su cariño, su leche, su consuelo, su ... TODO, ahí que los dos nos unimos un poquito más y disfrutamos el momento.


La lactancia materna, como muuucha gente sabe no simplemente es alimentación y gracias a mis dos tesoros yo la estoy disfrutando y experimentado como uno de los mayores regalos hechos por mis hijos hacia mí.


2 comentarios:

  1. me siento totalmente identificada menudo regalazo que me han dado mis dos peques, yo siempre digo que ese el mejor momento del día para mi, cuando teteamos y que dure!! un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Ainssss, Nuestras dos ultimas entradas hablando de lo mismo... jajajajaja. Si es que vaya momentazos tenemos la suerte de vivir!!!!
    Por cierto, el corte de pelo te queda genial :-D (yo algún día me atreveré hacer el mismo :-D)
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar