domingo, 12 de octubre de 2014

FELICIDAD PURA

¿Qué más puede trasmitir mi nanico aquí?


Me fascina ver su ilusión ante las cosas, su interés, su alegría y su manera de relacionarse tan enérgicamente con el mundo, Darío es todo un torbellino de emociones y sentimientos, un niño alegre a la par de atento e inquieto por descubrir lo que le rodea.

3 comentarios:

  1. Qué bonico... Y cómo lo disfrutas!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con la imagen del espejo!!!!!!!!!! Pero que felicidad!!! Vaya dos tesoros que tienes!!!!

    ResponderEliminar