miércoles, 29 de octubre de 2014

DIENTES CUIDADOS

Los más peques de la casa aprenden al 100% por imitación, ya comenté algo similar de Ernesto cuando era muuucho más pequeñillo y ahora le llega el turno a Darío, nos ve a los tres lavarnos los dientes y él lógicamente se quiere apuntar, así que ya tiene su primer cepillo de dientes...


Jajaja le ha cogido tanto gusto que se va por toda la casa con su cepillo, lo muerde y rechupetea, se llena de baba hasta arriba y no hay manera de quitárselo.


Los aprendizajes por imitación son los que con más facilidad asimilan y forman parte de su día a día, al ir escribiendo esta entrada he recordado esta frase que me encanta:

"Dime algo y lo olvidaré,
enseñame algo y lo recodaré,
hazme partícipe del algo y lo aprenderé"

Buscándola en internet he leído que es de Confucio, cuánta razón tiene y qué bonito es el camino de la enseñanza con nuestros pequeños grandes tesoros.

6 comentarios:

  1. Jajajaja esto lo hacía mi mayor con la edad de Darío también, el peque aún no muestra interés pero no tardaremos en enseñarle, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que está genial eso de recordar las etapas anteriores de nuestros grandes en el día a día de los pequeños!!!! Y en menos de lo que te crees al peque lo tienes imitando a su hermanico. Besos :)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Cierto, la imitación es de lo más importante, de ahí la importancia de nuestros actos en el día a día. Besicos playeros.

      Eliminar
  3. jejeje qué rico. Y es cierto, cómo mejor aprenden es con el ejemplo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes decir mil veces una cosa, hacer lo contrario una vez y se quedaran con lo hecho, así que qué mejor que realizar los aprendizajes juntos? Besicos!!

      Eliminar