domingo, 14 de septiembre de 2014

CON LA GUITARRA EN LA MANO

Ohhh madre mía, en borradores he encontrado esta entrada jejeje que es de hace año y medio, sería del invierno pasado no el otro, en el invierno del 2013, cuando Darío aún andaba en la barriguica, yo estaba de baja y Ernesto aún no había entrado al cole, cuánnnntos cambios en tan poco tiempo.

Jejeje Ernesto tenía dos años y medio y aún no hablaba apenas, lo recuerdo perfectamente, pero aún sin hablar mucho le encantaba canturrear a su forma y se pasaba ratos y ratos con su guitarra y dando gritos a pleno pulmón y la mayoría de veces iba gritando: abuuu, abuuuuu, yayaaaa, yayaaaa o papiiiiiii, papiiiiii, mamiiiiii, mamiiiiii jajaja lo que sabía decir bien, era super gracioso verlo en plena acción.


En esta foto tiene un pose que parece que está tocando una guitarra española, toma arte...


El detalle de debajo suyo es un muñeco "Rana" que por esa época era muy amigo suyo y lo colocaba sobre un bote de Nescuikc para la actuación, mientras Miguel y yo nos sentábamos en el sofá a ver cómo actuaba.


Madre mía veo estas fotos y le noto un cambio tremendo, aún aquí era un minichiquitín, no bebé pero aún con algunos rasgos, ahora lo veo totalmente niño, el cambio es el lógico del tiempo... he de reconocer que me da cierta nostalgia pero me gusta mucho ver cómo era y en el precioso y dulce niño en el que se convierte día a día.

2 comentarios:

  1. Si es que los has parido bonitos, qué le vamos a hacer... ;)
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Ahhhhh pero como ha cambiado este peque!!! ya tiene cara de mayor.... jajajajaja pero sigue igual de guapo o más :-D

    ResponderEliminar