miércoles, 6 de agosto de 2014

JUEGO DE VERANO

Creo que el agua por excelencia es íntima amiga del verano, así que no puede casi que haber mejor juego que... una guerra de agua, vale todo... pero los reyes son los globos de agua.


Una mañanica de verano, vecinos, calor y ganas de jugar, llenamos unos tantos globos, los pusimos en nuestra bañera y a la calle, también llenaron otros vecinos unos cubos para jugar con las pistolas de agua.

Darío ante tanto colorido no se resistió.


Ernesto estaba encantado lanzando globos al suelo, viendo como explotaban y ya si le daba a alguien en los pies se tronchaba de risa, eso sí, nada de que a él le cayese una gota, madre mía que mal lleva a veces el mojarse y el agua.


Me gustó verlo jugar de aquí para allá, disfrutar con los vecinos y hacerse un poquito más amigo del agua, aún así cuando le cayó en la cara ups hubo un pequeño enfado.
Las pistolas de agua dieron mucho de sí, entre llenarlas y lanzar lejos, lejos... fueron un gran acierto.


Seguro que repetimos y volvemos a refrescar la calle, jejeje.
Muy importante el recoger después todos los plastiquillos de los globos de agua... a ver ¿quién recoge más? jajaja con juego todo es divertido.

2 comentarios:

  1. ¡Cómo les gusta jugar con el agua ! Y tirar globos de agua es lo más divertido y sencillo que conozco. ¡Están preciosos!.

    ResponderEliminar
  2. Menudo fiestón! Yo pensaba que no le importaba mojarse, a ver si le va pillando el gustillo!
    Muas!

    ResponderEliminar