viernes, 18 de julio de 2014

OTRA MOTO MÁS

Hace ya un año de esto (pero siii, me he propuesto ir sacando entradas de borradores) pues fue el verano pasado cuando una amiga me dio esta moto, teníamos la otra que era rosa, con la cual Ernesto estaba encantado (pero que teníamos que devolver a sus dueños pues la necesitaban para su nuevo peque) así que nos vino de maravilla esta y más siendo naranja, el color por excelencia de Ernesto.

Lo primero que hicimos fue darle un buen baño, tarea de la que se encargó Ernesto, que se haga participe de las tareas de casa, que colabore en el día a día y más en la puesta a punto de sus propios juguetes es muy importante, le ayuda a desarrollarse globalmente y con cosas cotidianas.


Es sorprendente como los peques realizan tareas de forma tan precisa y la mar de a gusto cuando están involucrados y tienen sentido para ellos.

Esta moto este verano jajaja ya se la hemos pasado a otro vecino, hasta que le toque volver a Darío, así que está siendo bien aprovechada. y ¿por qué se la hemos dado y no la usa Ernesto? pues por que ya por fin se decidió a lanzarse con la bici sin pedales, pero eso lo dejo para otra entrada.

3 comentarios:

  1. Esas motos son muy aprovechadas y como les gusta . Dile a Ernesto que necesito una limpieza asi de eficaz a mi coche, jaja.

    ResponderEliminar
  2. Pero que bien esta entrada de hace tiempo... hay madre cuando yo me ponga.... jajajajajaja
    Un bs

    ResponderEliminar
  3. Aixxx el mio sigue con la moto, tenemos que salir más con la bici a ver si aprende que ganas no le faltan jeje, besitos!

    ResponderEliminar