lunes, 16 de junio de 2014

BLOQUES DE MADERA Y AGUA

Ayy el calorcito llegó ya de lleno por aquí y los nanos de la casa están toooodos los días jugando en el patio, su sesión de agua no falta ningún día.

En esta ocasión Ernesto quiso meter los bloques de madera en el agua, sabe que solo debe meter el plástico, pero bueno decidimos que si, que por una vez no se iba a ir el color, ni se estropearían mucho, jajaja de todas formas estos bloques tienen mi edad, amortizados y utilizados están de sobra.

Así tan agustito pasaron largo rato de la mañana de uno de estos fines de semana, bien entretenidos y remojados.


Ratos cada cual a lo suyo, pero ratos también de interactuar juntos, en los cuales lógicamente surgen conflictos "este lo quiero yo", "nooo hermanito que tú ya tienes unoooo", pero bueno de momento se solucionan sin grandes problemas y siguen jugando tan "panchamente".


Hasta que Darío decidió ir a dar un paseo a su aire...


Mientras Ernesto seguía construyendo su ciudad imaginaria en su mundo particular y mágico...


Qué placer el sol, el calor y el buen tiempo, en casa somos 100% de verano, agua y horas de luz, nos da la vida el buen tiempo y nos pone de mejor humor jejeje, así que por aquí andamos a nuestras anchas por ahora, disfrutando de lo que nos gusta y de calle, muuucha calle (es decir, playa, mucha playa).

3 comentarios:

  1. Que buenos ratos fresquitos, pero como?? ya anda tu pequeñin?? el mio dio sus primeros pasos el sabado pero ahí se quedó jejeje besinos!

    ResponderEliminar
  2. Cómo me molaría tener un patio así!! Nosotros tiramos de ducha, jajajaja! No es lo mismo, pero también divierte. :)
    Muas!

    ResponderEliminar
  3. Me quedo embobada cada vez que pones fotos de tus nanos junticos... de verdad que es una maravilla.
    El mejor regalo que puedes hacerle a cada uno es ofrecerle a su hermano :)

    besos

    ResponderEliminar