martes, 25 de marzo de 2014

SE ANIMÓ A MONTARSE

Hace tiempo escribí una entrada en la que contaba que nosotros íbamos a la feria a verla, Ernesto en ninguna ocasión ha querido montarse y eso que ha estado con más de un amigo que sí que se ha montado, pero no ha mostrado interés en ninguna ocasión, así que él a su ritmo y nosotros respetando sus decisiones sin imponer las nuestras.

Pero como en todo en esta vida, le llegó su día, su momento en el que decidió dar un pasito más. Escuchó la feria de lejos y me dijo, "mamiiii hoy me monto en la feria con Darío ¿vale?" le contesté "no, cariño, Darío en muy chico aún él no puede montar" "ahhh vale, pues me monto yo" Ups pensé, será verdad??? pues este verano pasado entró en una atracción de bolas (por decisión suya, él lo pidió) y nada más entrar se fue a un lado a llorar e inmediatamente lo llamamos para salir, dijo que no le había gustado y nada más.

Así que pensé, no se si lo dice en serio o no y ahí quedo la cosa, pero al rato cuando íbamos a salir de casa, me pregunta "¿mamá has cogido monedas?" yo que había olvidado la conversación le digo "¿para qué?" "pues para montarme en la feria" "ahh ok, si sin problemas". Y allá que nos fuimos la familia al completo de paseico, con unos primos de Miguel que habían venido de visita (primos adultos jajaja de nuestra edad, sin niños). Y al llegar no se lo pensó, dijo quiero éste y allá que se montó en una grúa la mar de feliz, yo me quedé alucinada de su decisión y seguridad, hablé con el de la taquilla para asegurarme de que si le daba por llorar o enfadarse si paraba, pues era de los que se pasean y muy simpático me dijo que sin problema, así que comenzó a dar vueltas y más vueltas y Ernesto con una sonrisa enorme montado en su tractor grúa como él lo llamó. No pude sacar la mejor foto del mundo, salieron muy movidas por el movimiento, pero aquí quedan para el recuerdo.


Yo pensé ayy la que nos espera va a pedir feria y feria y más feria todo el rato, pero no, han venido amigos y no ha querido montarse, solo en otra ocasión de paseo con su abuela que nos dijo hoy me quiero montar y eligió... jajaja otro vehículo.


Su cara refleja la felicidad plena, me gusta verlo disfrutar así de las cosas.


Estaba fascinado mirando el volante, tocando el pito...


Y al terminar se montó detrás un rato a tocar la campana, vamos que fue toooda una experiencia.

Hemos ido muchas más veces a la feria, pues pasamos de paseo bastante por ahí, a él le sigue gustando observar y Darío jajaja se queda embobado ante tanta luz, movimiento y música, pero no ha vuelto a pedir montar, me sorprende y a la vez encanta que no lo demande siempre, que sea una cosa que disfrute sin que nos suponga un problema, pues no todos los días podría montar en una atracción, así que de momento la cosa va genial jejeje.

3 comentarios:

  1. Pues ahora te pedira que le lleves... porque una vez que se montan, siempre quieren repetir, je,je...

    ResponderEliminar
  2. Animo a ese campeón!! todo llega aunque la gente no sabe esperar... a mi peque me lo subió mi hermana con 1 año quitandomelo de los brazos y así me han echo unas cuantas pero bueno ahora no hay quien lo baje... suerte que tienes apollo.. besicos están super guapos que te e leído y no me a dado tiempo a escribir para comérselos jaja

    ResponderEliminar
  3. Mejor que no pida...que luego te arruinas!!!!! XD
    Muas!

    ResponderEliminar