jueves, 6 de febrero de 2014

CUCÚ-TRAS EN LA TRONA

Un juego que le gusta a mi nano Darío, como a tannntos otros peques, es el de esconderte y aparecer, jajaja me tapo la cara con las manos y le digo ¿dónde está mamá? las abro y aquííííííí, se parte literalmente de la risa y yo me lo comería.

Pues Ernesto hace otra versión con su hermano, siempre a la hora de la comida, bueno tras la comida, pues comemos todos juntos, Darío en su trona junto a nosotros que estamos los tres a la mesa. Darío está entre Ernesto y yo, así que de vez en cuando le va diciendo cosillas a su hermano pequeño, hasta se pone a jugar con él en más de una ocasión, lo que más le gusta es cuando comen lo mismo.

Bueno a lo que voy, que se Ernesto se esconde tras la silla de Darío y el nano busca que te busca a su hermano hasta que cuando sale se asusta pero muerto de la risa...


Jajaja son todo un show los dos, en esos momentos solo se oyen risas, gritos y más gritos, los dos no paran de gritar, para asustar uno, por el susto el otro, por la ilusión, por la emoción... aún con unos cuantos de decibelios de más en casa, son momentos muy bonicos.

6 comentarios:

  1. Que majos estan los dos, a disfrutarlos muchos. Un beso

    ResponderEliminar
  2. jo, que sensible estoy, te puedes creer que he visto las fotos y me han entrado ganas de llorar!! Pero con qué caritas se miran en la foto de arriba a la derecha! parece que estuviesen posando! y la risa de Dario en la de abajo es genial!!!
    QUe envidia!! A disfrutarlos!! :)
    Un besote y feliz finde!

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que conseguiste poner la foto!!! porque es super graciosa!!! Como se nota lo bien que se lo pasan... ya verás como cuando Dario sea mas mayor, lo van a pasar en grande juntos...

    ResponderEliminar
  4. Que bonicos, nosotros pasamos ratos muy parecidos jeje, a ver si en alguna entradita nos hablas de la alimentación del peque que por lo que intuyo es algo diferente a lo habitual y me interesa, besos!

    ResponderEliminar