martes, 25 de febrero de 2014

CONSTRUCIONES Y LIBROS

En la hora de la siesta, mientras yo me quedo dormidica con Darío o Darío durmiendo y yo leyendo, Ernesto se queda con papá en el comedor, al principio, casi siempre reposando la comida viendo la tele, pero enseguida a jugar un ratico... trenes, coches, cocinitas, marionetas, etc.

La otra tarde al bajar me encontré con esto...


Qué chulada de ciudad, había de todo jejejeje, era la ciudad de los playmobil 123 (todo un éxito en esta casa, les tengo que hacer una entrada a ellos solos jajaja, se lo merecen).


Eran casas de varias plantas, construidas con libros y piezas de madera y plástico, toda una obra maestra, ¡lo que no se le ocurra a Miguel en construcciones! me encanta ver cómo disfrutan padre e hijo en esos momentos. Luego al llegar Darío peligraba un tanto la estructura... pero nooo, se entretuvo con la caja de los playmobil y tuvimos gran rato de juego compartido.


Cada uno en su mundo, imaginando, jugando, parloteando...


Otra tarde al despertar me encontré esto... otra gran obra de arte.


En este caso la ciudad estaba compartida entre Mickey y sus amigos y los playmobil, vivían en paz y armonía, felices en tan bonito edificio.

Cuando vi estas construcciones me recordaron al párking de Para mi peque con amor, lo curioso es que Miguel no las había visto. Así que en una versión u otra, os  podéis animar, pues dan juego y más juego a los más peques.

4 comentarios:

  1. Que chuladaaa!! A tu marido imaginacion no le falta! Jeje.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que tiene arte Miguel! Ya recuerdo el parking que comentas...a mí no se me ocurren cosas así, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
  3. Joo que chulada y que envidia me das con las siestas, si yo pudiera otro gallo cantaría! jajjaja

    ResponderEliminar
  4. Ahhhh ahhhhh pero que chulada!!!!!!!!!!! Como me gusta!!!!!!
    Me suenan esos libros grandotes.... en casa nos encantan :-D

    ResponderEliminar