viernes, 17 de enero de 2014

UNA MASCOTA EN CASA

Siiii una nueva jajajaja, pero temporal y especial, pues el fin de semana pasado tuvimos en casa la mascota del cole de Ernesto, un perro de peluche llamado Lúa.

Al salir del cole estaba radiante con su carpeta del protagonista, que va junto a la mascota y la mochila amarilla donde Lúa viaja a casa de los niños del cole, nada más verme me gritó "mamiiiiii tengo a Lúaaaaa" madre mía la ilusión que llevaba en el cuerpo era tremenda, a Ernesto todo lo que se sale de las fichas (normallll como a todos) le motiva mil veces más y lo pone loco de contento.

Así que pasó un fin de semana especial, haciendo mil y una cosas con Lúa, como comer, jugar al escondite, leerle cuentos... hasta dormir con ella bien abrazaaada, estaba super gracioso y tierno.


Como he dicho Lúa viene con una carpeta de A3 para que hagamos un "trabajillo" en casa, tuvimos visita y el finde liado, la idea que tenía de que Ernesto colaborara se fue al traste y lo hice yo cuando mis nanos dormían, bueno un ratico me estuvo ayudando en el ordenador a seleccionar fotos y escribir algunas cosillas en el ordenador (diciéndole yo las letras, él las buscaba y escribía).

Así nos quedó la página de Ernesto, en un lado se presenta él y a su familia, cuándo nació y su evolución hasta sus 3 años y medio.


Y por detrás las cositas que le gustaban antes y las que le gustan ahora, como sus muñecos, la comida preferida, los juegos con los que disfruta, los dibujos de televisión que le pirran y cómo no, algunos de los libros que tenemos por casa.


Al final me gustó bastante como quedó, sin mucha participación del nano pero bueno las circunstancias no lo permitieron.

El lunes lo llevó a clase junto a Lúa, por él se habría quedado en casa una temporada, pero la tienen que tener otros amiguitos del cole. Hablé con la seño y tras el trabajito del protagonista, probaron guisantes crudos (pues había puesto que le gustaban mucho de comer junto a las espirales, paella y sopa, él me recordó los guisantes jejeje) y también lacasitos que ya conocían los enanos, su seño me dijo que los guisantes fueron un éxito, se sorprendió mucho, pero... es que están riquíííííísimos, aquí en casa somos adictos, ahora incluido Darío. También se llevó el libro de Iyoké y pusieron en el ordenador una de las canciones que no para de cantar últimamente... Había una vez un circo.

Así que fue completa la presentación de su página en el libro viajero de la clase, es una propuesta que me gusta mucho, así los niños participan con la familia y traen un pedacito de cole a casa, algo que les ilusiona sobremanera y es especial.

4 comentarios:

  1. Ya pensaba yo que Linceto tenía competencia, jajajajaja!
    Pues sí que os ha quedado chulo, la profe estaría encantada! (eso de los guisantes crudos no lo sabía yo, jejejeje...).
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Nosotros tuvimos a las mascotas del colé en casa el año pasado, y no les hicieron ni caso! Me las vi y me las desee para poder hacer el trabajito del cole!
    Este año se la dan a los niños que se portan muy bien durante la semana.... Y aún no nos ha llegado! 😜

    ResponderEliminar
  3. Qué feliz se le ve! os ha quedado un trabajo chulísimo!
    Por aquí también vivimos muy intensamente la llegada de la mascota de la clase el pasado año, este ya hemos tenido la visita del libro viajero. Es una experiencia muy chula, verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Les encantan las mascotas, a ernesto se le ve encantado, me encanta el libro viajero. aqui en el cole solo la traen un dia y no hay que hacer libro viajero, aunque siempre esta muy contenta de traerla. El peque la tuvo una semana y no se queria despegar de ella. Besos

    ResponderEliminar