lunes, 27 de enero de 2014

SU PRIMER CONTACTO...

... con los Lego.

Siiii, he visto en muchos blogs que sus nanos juegan con los Lego así que en una oferta del Lidl nos hicimos con ellos (bueno hace un año ya andaba por casa uno de piezas sueltas, que aún no hemos sacado). En esta ocasión compró Miguel dos cajas y la otra tarde decidí ponernos manos a la obra.

Como Darío ya campa por casa a sus anchas todo el tema de juguetes con piezas pequeñas es toda una operación, así que está todo guardado y solo al alcance de Ernesto lo que es grande, pues Darío no quiere juguetes de bebé, mordedores, peluches... quiere lo que le ve a su hermano, lógico.

Entonces hemos decido que para tener un ratico de juego con Ernesto de vez en cuando, Miguel se queda con Darío por arriba y yo a disfrutar con Ernesto abajo, sin problemas de piezas pequeñas; una tarde fue a comprar Miguel y se llevó a Darío, oportunidad de jugar solicos Ernesto y yo, le comenté si quería que estrenásemos un juguete nuevo, él ilusionado dijo sin pensárselo que siiiii.

Pusimos la mesa y los dos sentados, sin prisa y sin problemas de que se cayesen las piezas (o de que "minigodzilla" como llamamos cariñosamente en momentos de juego a Darío) derribase o tirase algo (jajaja está en plena fase de llegar gateando y tirar todo, levantarse con ayuda, mirar lo que hay en la mesa y pummm todo esturreado).

Es muy entretenido esto del mundo Lego, genial para momentos de tranquilidad, observación (buscando las piezas), motricidad fina, pues son muy, muy chiquitillas...


Ernesto estuvo encantado poniendo pieza por aquí y por allá, la que no podía, me pedía que le ayudase y chimpúm, yo iba mostrándole con el papelillo lo que había que poner y dónde... lo buscaba y lo ponía.


Se necesita paciencia y precisión...


Queda chulo, chulo, en esta ocasión se podían hacer tres vehículos, un coche de carreras, uno de bomberos y este super helicóptero, a demás de un molinillo y otras pequeñas cosas.


Fue nuestro primer contacto con este juguete, yo no había jugado nunca y me encantó, es genial para raticos juntos, un buen recurso que tenemos guardado en un tupper en lo alto del mueble, más de una vez lo ha pedido y lo ha sacado con su padre en la hora que Darío y yo estamos durmiendo la siesta.

7 comentarios:

  1. Es lego normal o duplo, por las piezas me parece el normal, ¿no? nosotros aun no lo hemos sacado, tenemos algunos de regalos de reyes, tendré que aprovechar cuando príncipe no este en casa, porque me pasa lo mismo, todo a la boca!!!

    ResponderEliminar
  2. Es todo un mundo los legos. Por aquí también tenemos un cubo creativo de legos y se pueden hacer tannntas cosas chulas! y lo mejor es que da para muchos años de juegos, diversión e imaginación....como a mí me gusta!!! je je
    besitos

    ResponderEliminar
  3. A mis tortuguitas les encantan los lego... estos reyes le trajeron a la peque una casa de peppa pig para construir, no me acuerdo si es lego, o similar... lo flipa!!!

    ResponderEliminar
  4. En casa jugamos mucho con legos, me gusta tanto como a Peque! (y acabo haciendo lo que él por falta de paciencia no acaba, jajajaja..).
    Muas!

    ResponderEliminar
  5. Que chulos son!!! en este casa también han dejado unos legos los reyes es el de la granja que también lo cogimos en el lidl en una oferta y le encanta!!!

    ResponderEliminar
  6. Este jgo de lego no lo tenemos y es muy chulo, y hay que aprovechar estos momentos con el ''mayor'' que tanto necesita también, besos!

    ResponderEliminar
  7. yo jugaba mucho de pequeña y los conservamos, tenemos alguno con piezas mas grandes y otros como los tuyos, estan todos en casa de los abuelos y los aprovechamos cuando vamos. me pasa como a ti el pequeño es un peligro, ahora ya va siendo mas grande pero antes se lo comia todo y teniamos que estar con mil ojos.

    ResponderEliminar