jueves, 25 de julio de 2013

HERMANICOS

Que soy  la mujer más feliz del mundo con mis dos cachorrillos no es difícil de saber, estoy totalmente enamoraica de ellos, son lo más rebonico que existe y me encanta ver como crecen juntos, como es el día a día entre ellos, sobre todo el de Ernesto que es el que se está adaptando a Darío, pues el peque aún es muy pequeñico para ver sus reacciones y su relación con el hermano, aunque supongo que en nada le seguirá con la vista, lo buscará y le sonreirá como nadie a su hermanico mayor.

La relación de Ernesto con Darío es muy bonica, pero lógicamente al llegar él han tenido que cambiar cosas en casa, una es la rutina al dormir que ya conté, pero también paso mucho tiempo con Darío en brazos, no puedo jugar tanto con Ernesto, si está Darío a la teta y Erneto se cae ya no es mami la que sale pitando a besarlo sino que papi está en un periquete a su lado ayudándole, si quiere jugar a algo siempre mami no puede... así que lógicamente Ernesto ha notado la llegada de su hermanico y es lo que peor lleva (y peor llevo) el no pasar tanto tiempo juntos o tanto tiempo juntos "jugando en exclusiva".

Lo que más me sorprende es que la gente delante de Ernesto me pregunte ¿cómo lo lleva, tiene celos? ¿qué tal la pelusa con su hermano? ayyy es que no tiene oídos mi hijo o qué???????? no quiero hablar de eso delante de él, no creo que le debamos nosotros potenciar el sentirse no tan bien con la llegada del hermano y creo que la gente no tiene mucha delicadeza, le dicen: ¿qué... ahora la teta es de tu hermano?, ¿quuué??? eso ya me dejó de hielo! qué ganas la gente de fastidiar, vamos! Pero  bueno, yo siempre contesto lo mismo: lo lleva genial, adaptándose como todos y chimpúm, con quien tengo más confianza pues ya me explayo, siempre sin Ernesto delante, que vamos no se como no entiende mucha gente que los niños se enteran de todo...

Y aquí en esta entrada guardo en el recuerdo en qué le ha afectado, de momento y lo que nosotros notamos, la llegada del hermano. Ernesto es tímido y sensible desde siempre y lo que le ha ocurrido es que en ocasiones se le ha agudizado la sensibilidad está más susceptible y en ocasiones más "blando" si no le sale algo se enfada con más facilidad, le cuesta en ocasiones decir lo que desea y si tiene que llorar (por un enfado o por una caída) lo hace con mucho grito (que casi te revienta el tímpano, ayyy esto lo llevo fatal), quizás tiene más enfados que antes y le duran algo más pues no le duraban más de medio minuto y ahora bastante más y le cuesta que le ayudes a calmarse, aunque esto ya va cada vez a menos, ocurría sobre todo en las dos primeras semanas y ya estamos casi que en la tónica de siempre. Todo esto mirándolo bien, puede deberse a la llegada de Darío o que es propio de su edad, que las rabietas vienen y van, los gritos igual y que la personalidad de los niños se va haciendo día a día. También está más social, necesita de niños muuucho más, desea jugar y jugar con los vecinos (que al ser veranico ya hay muuuchos), está más feliz y risueño, pero siempre con nosotros, no se siente seguro si no está papá o mamá, así que poquico a poquico.

Pero lo mejor de lo mejor es ver como trata Ernesto a Darío con una grannn dulzura, lo toca casi como si se fuese a romper, casi siempre se acerca a él si no estamos nosotros cerca, si estamos en otra habitación, me encanta ver desde lejos como se acerca a su hermanico sorprendido ante él, no se a que se debe que le guste hacerlo cuando está solico ¿se sentirá más seguro? y eso que nunca le hemos dicho nada de que no se toca al bebé (pues siempe lo ha hecho con mucho cuidado) se queda embobado y flaseado mirándolo, me dice con voz fascinada: "mamiii Darío mueve un dedooo", "mamiii Darío mueve las piernas... y  le hace también mucha gracia.


Muchas amigas me dicen: pues si te encanta verlos ahora juntos... esto acaba de empezar, ya verás que bonito es conforme pasa el tiempo. Y yo pienso ¿más bonito? qué precioso es esto de la maternidad y más teniendo dos solecicos juntos.

8 comentarios:

  1. Tiene que ser precioso verles crecer juntos...

    Respecto a los cambios, a mí me parece de lo más normal. Lo raro sería que no los hubiese... Encajar la llegada de un nuevo miembro al hogar no es fácil, y siendo un niño, tiene que ser mucho más difícil de entender todo.

    Un abrazo grande familia!

    ResponderEliminar
  2. Si que es verdad que la gente tiene muy poco tacto, a nosotros nos pasaba igual pero lo llevábamos muy bien porque Marcos también lo llevó muy bien. No ha tenido celos de Javi hasta hace bastante poco tiempo pero.... ahora los tiene todos juntos y estamos con los gritos y los enfados cada poco tiempo!!!
    Y sí, yo también creo que cada vez la relación que van teniendo los hermanos es mejor y, si ahora ya te tienen embobada, luego te atrapan el corazón por completo, jejeje
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos están así juntitos...
    Como dices, lo del aumento de las rabietas puede ser tanto por Darío como por la edad. Y dentro de todo son bastante soportables, creo yo :) Peque nos ha salido guerrero y cuando le da una la pilla bien pillada...en fin, paciencia!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  4. Están preciosísimos, y es verdad que cada vez va a mejor, yo me quedo embobada viendo jugar a los míos, la fantasía que tienen...!
    Siempre que me preguntan por ellos, digo, ay! es que están en la mejor edad! y es verdad que lo pienso!
    Disfrútalos mucho

    ResponderEliminar
  5. QUe bonito!
    Esto de hablar del niño como si no pudiera oir me vuelve loca... que manías tiene la gente!!
    Un abrazo enorme para ti y para esta familia tan bonita que tienes!

    ResponderEliminar
  6. el mio está igual, y es que se les ha juntado todo pobres, las rabietas que tocan por la edad más la llegadade su hermanito...a mi me encanta la ternura con la que mi peque trata a su hermanito y como el bebé ya empiezaa mirar que hace su hermano y se rie. Es una experiencia preciosa, insuperable para mi. Besos guapa!

    ResponderEliminar
  7. que bien que se lleven tan bien! lo de los comentarios de la gente es lo peor...yo llego un punto que no queria encontrarme con nadie...aqui los celes eran muchos y aunque lo siguen siendo ahora que son un poco mas mayores se van llevando mejor. Besos

    ResponderEliminar
  8. has tocado uno de los temas que más me preocupan al decidir buscar otro peque... y es lo mal que lo puede pasar e mayor... me da una pena.... tengo la sensación que será como fallarle... :-( En fin.... me alegro que las cosas vayan mejor, y ya verás que con los dos papis en casa, las cosas mejorarán día a día.... y luego su hermanico será su mayor tesoro :-D

    ResponderEliminar