domingo, 21 de abril de 2013

UNA MAÑANA ENTRE COLORES

Ernesto tuvo una mañanica rodeado de pintura y más pintura, después de desayunar le pregunté si le apetecía pintar con rodillo y él contestó siiiiiiiiiiiiiiii, lógico, la verdad es que esa semana lo había sacado dos veces porque quería usarlo, pero en esos momentos justo no estaba yo... lo que se dice preparada, ni con tiempo. Así que con tooooda una mañana por delante decidí que si le apetecía se pusiera a pintar libremente, es la primera vez (porque como era en el patio, me resulta más cómodo) que le preparé todo y tras unas foticos y vuelta para otras foticos, lo dejé solo, mientras ponía lavadora y  hacía otras cositas, siempre ha pedido que esté a su lado, como en esta ocasión no fue así, aproveché y cada uno a lo nuestro.


Fue genial estar cada uno en lo nuestro, de vez en cuando lo miraba y veía como ha cambiado, lo autónomo que va haciéndose, sus movimientos, su disposición... ainsss qué rapidico crece.

Lo que aún le cuesta es no mezclar del todo los colores, pero bueno tooodo se andará. Y me encantó ir un momentico a verlo y ver que había cambiado el rodillo por sellos de estampar y estaba hablando de aviones mientras los estampaba...


Así dio por terminada la obra.


Después recordé una actividad con pipeta de algún blog, la verdad es que lo he visto en varios pero justo no se en cuales (y también lo tengo pineado en pinterest, esas pipetas son más grandes y creo que más fáciles de usar) pero sí que recuerdo que Maribel comentó que ella guardaba las pipetas de los medicamentos, cosa que yo he hecho.
Aprovechando la pintura que sobró (solo un poquito) mezclada con agua y puesta en un recipiente de plástico se lo enseñé a Ernesto y cómo se hacía, que podía pasar la pintura al papel de cocina.


Estuvo un ratito interesado e intentando hacerlo, pero la verdad es que yo creo que no le cogió el truquillo a la pipeta y no le gustó mucho, poquito a poco lo haremos en otra ocasión, así que enseguida se cansó y a otra cosa mariposa...


Jajajajaja la otra cosa mariposa fue estampar con pompones... esto sí que le gustó un montónnnnn.


Cómo no, mezclaba y mezclaba colores, pero me encantó verlo tan entretenido y metido en la pintura.




Fue una mañana totalmente colorida, llena de nuevas experiencias y manipulaciones, he de reconocer que algunas veces me da pereza ponerme con tema pinturas y ahora con el mejor tiempo no se porqué pero me he animado más y se lo propongo más, a demás Ernesto tuvo como una fase de no pintar tanto, aún cuando se lo proponía no se entusiasmaba, pero ahora llevamos unas semanas que pintamos y pintamos sin parar, le ha vuelto otra vez su vena de pintar y yo encantaaada jejejeje, poquito a poco haré otras entradas de pintura.

3 comentarios:

  1. ¡¡¡ Como me gustan este tipo de actividades !!! :-D
    No se me había ocurrido poner papel en la pared de la terraza... ummmm. Seguro que va a caer pronto!!! :-D Y lo de los pompones, y lo de las pipetas lo tenía pensado pero no me he lanzado aún :-D
    Viva el buen tiempo para poder tirar de nuestras terrazas, verdad?
    Que bien que disfrute de esos juegos algo solo verdad? la mía empieza ahora, y aunque aprovecho para hacer cosillas, también paso mucho tiempo mirándola sin que lo sepa, y viendo como juegan solos... también me gusta!!!
    Un besoteeee

    ResponderEliminar
  2. Qué bien se lo ha pasado pinta que te pinta y estampa que te estampa! y ahora con el buen tiempo parece que apetece más.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta pasar mañanas, tardes o noches entre colores, cómo disfrutan ellos y nosotras, verdad? ¡qué gozada verles crecer así de felices! Un besico.

    ResponderEliminar