martes, 9 de abril de 2013

UNA MAÑANA ACOMPAÑADO

Normalmente en casica los días de semana andamos solicos, las visitas lógicamente son en fin de semana, pero hace una semanica una de nuestras vecinas de fin de semana andaba por aquí, es super dulce y graciosa, así que una mañana vino a visitarnos y a jugar con Ernesto...

Se lo pasaron en grande, a mi nano le hace muucha ilusión que vengan niños a casa (sobre todo mayores que él) y jugar con ellos, se liaron y liaron con la plastilina.


Ernesto estaba super concentrado en lo suyo, es gracioso ver como juega de una manera diferente si juega solo, si juega con nosotros o si juega con otros niños, es muy curioso.


Me encantó verlo interactuar en el juego con otra niña que no conoce mucho y disfruté mucho el momento.


Jajaja lo que más gracia me hacía era que cada dos por tres le decía G. miraaaa miraaa, para mostrarle lo que iba haciendo, le hacía mucha ilusión enseñarle todas sus cosicas y lo hacía con una cara y una voz de alegría tremenda.


Después de jugar muuuucho con la plasti decidieron salir a patio y pintar un ratico en la pizarra...


La verdad es que se lo pasaron en grande junticos, después fueron arriba a jugar con más juguetes y muñecos (ya no hice fotos), sinceramente me fascina ver como evoluciona Ernesto en la relación con los demás, al no ir a Escuela Infantil no se relaciona tooodos los días con los mismos niños, sino que juega con los de los parques (y no mucho, si no los conoce), con los hijos de amigos y con algunos vecinos de fin de semana, poco a poco es más sociable y se abre más rápido, siempre lo hemos respetado en eso y no nos gusta forzarle, pero es increíble su evolución, como ya le ha llegado el momento de jugar con otros y necesita relacionarse y jugar.

1 comentario:

  1. Es que si los respetamos, cada momento va llegando solito. Para unos antes, para otros después pero lo importante es cuando suceden esos cambios y los vemos que están genial.
    Besitos

    ResponderEliminar