jueves, 31 de mayo de 2012

33 PRIMAVERAS.

El año pasado fue mi primer cumpleaños con Ernesto a mi lado, no el primero siendo mami, porque el anterior ya estaba Ernestico en mi panzota. Disfruté de lo lindo soplando las velas con mi cachorrillo en brazos.


Pero este es más especial, Ernesto ya se entera de más cosas y tengo ilusión por soplar las velas junto a mi nanico, a ver como se lo pasa él. Espero pasar una tarde en familia agustico del todo.

Ya tengo 33 añicos, haciendo balance, creo que estoy en uno de los mejores momentos de mi vida, he tenido muy buenos momentos, pero este de descubrir la maternidad, de disfrutar con mi hijo del día a día y descubrir a Miguel como padre y compañero es genial.

Me siento super afortunada de vivir junto a mis dos hombrecicos, son la alegría de mi vida.



Y compartir mi vida con Miguel es todo un regalo, mira que se puede querer a alguien!!!!!!


Estando con ellos seguro que paso un día genial, gracias a mis dos amores disfruto cada día más y más.

martes, 29 de mayo de 2012

PINPON EN EQUILIBRIO

Fuimos de visita al Decathlon, he de reconocer que me encanta ir, es una suerte (o no tanta) tener uno a menos de 10 minutos. Y como siempre pues compramos cosas que no teníamos previsto, como unas pelotas de ping pong.

Así que el otro día las saqué junto a los tubos de servilletas y papel higiénico... y surgió esta actividad, con ella se entretuvo un montón. No la tenía pensada, saqué los tubos creyendo que cabían las pelotas y que haríamos un circuito, pero salió algo diferente y genial.


Puso toda su atención en el juego.


Con este simple material se pueden trabajar muchos conceptos, arriba, abajo, largo, corto, los colores...

Y como no, le encantaba una vez puestas todas las pelotas ir tirándolas de una en una, tras una sonrisa increíble.


También un ratito de juego con los tubos, hice una torre que dejó a Ernesto perplejo... y a mirarnos un rato por el tubo, estaba super gracioso.


Después entre tres tubos metía pelotas utilizando para ello otro, se las ingenió él solico y al terminar las sacaba arrastrando el último tubo para fuera.


Terminamos papá, Ernesto y yo jugando sentados con las piernas abiertas y lanzándonos las pelotas (usando los tubos) fue genial como nos lo pasamos, nos entretuvimos y jugamos un montón.

Me encanta ver como material así puede aprovecharse y ser fuente de tantas risas y entretenimiento.

lunes, 28 de mayo de 2012

FELICIDAD CON UNA PELOTA Y UNA MARIONETA

Esta cara me encanta, refleja la felicidad pura.


El otro día al terminar de comer, un ratito de juego en el patio...


Hace poquito Ernesto ha descubierto la marionetas, desde bien pequeño las usamos en casa, pero es desde hace un mes más o menos cuando está disfrutando de ellas, jajaja se mete totalmente en su mundo.


En esta ocasión fue con un guante que tiene en cada dedo una cosilla, un árbol, una rallas, una rana y caperucita, con caperucita se parte de la risa y estuvo jugando a la pelota...


Se la mandaba y la cogía para que no la pillase su papi, o mejor dicho las marionetas.


Si lo cogían a él se volvía loco literalmente, entre risas y gritos era todo un espectáculo.


Se lo pasa como nadie, estos momentos son para no olvidarlos jamás, desprende felicidad y energía por todos lados y te carga las pilas para afrontar la semana con mejor cara.

viernes, 25 de mayo de 2012

NUESTRA FERIA PARTICULAR

Como vivimos en la playa, tenemos la suerte de tener una feria muy muy cerquita, a unos 4 minuticos andando. Jajaja digo suerte porque todavía mi nano no la ha probado por eso no tengo ningún jaleo con él.

Desde bien chiquitillo le encanta ir a ver las luces, los coches, motos, muñecos... que dan vueltas, escuchar la música y echarse unos bailecillos... para nosotros ir a la feria, es ir de paseo, estar en una y otra atracción mirándola y hablando de ella, de las cosas que hay, de los colores... le encatan ver sobre todo el tren de la bruja y el dragón.


Con esto Ernesto es feliz, le encanta ir a ver, él solico se sienta en una silla y se parte de la risa, con esto simplemente ya disfruta.


Si así es más que feliz ¿por qué voy a montarlo tan pronto? todo el mundo me dice que lo monte yaaaaa, él ni lo ha pedido, ni ha hecho el amago, así que pienso que mientras pueda disfrutar de ella sin arruinarnos ¿para qué voy a ser yo la incitadora? jaja, puede que suene egoísta, pero es que teniéndola tan cerca, no me apetece tener a Ernesto diciéndole todos los días que no, que no puede ser gastarnos el dineral que cuesta ya en la feria todos los días.

Hemos pensado que esta feria la tenga para pasear y que cuando vayamos a otro sitio pues que será como algo extraordinario y así será más fácil. Es que todos los días del año está la feria, no me quiero ni imaginar que todos los días quiera feria, feria y feria, conozco a más de un niño así por aquí. Entonces lo que pretendemos Miguel y yo es que la vea como algo especial, cuando la vemos en otros sitios o si va con los abuelos, con algunos amiguillos o algo así  ¿qué pensáis? es mala idea????


Yo veo que de momento es más feliz que una perdiz observando y en ningún momento ha tenido ánimos ni intenciones de montarse ¿para qué adelantar el acontecimiento?


Parece todo un hombrecico sentado y mirando los cachibaches de luces y colores.


No se como saldrán nuestras intenciones, quizás el día que la descubra le encante y sea más de una la ocasión en la que se monte y la disfrute, pero bueno el tiempo lo dirá.

jueves, 24 de mayo de 2012

TRANSPORTANDO PIEDRAS

Esta actividad no se la propuse yo a Ernesto, ¡¡¡se la guisó y comió el solico!!!

Me dejó de piedra, fue al llegar de la pequeña escapada, que él si que se durmió la siestecica en el coche, pero nosotros no, así que al llegar a casa, papá se acostó arriba y yo me quedé con mi nanuco en el comedor, tirada en el sofá, normalmente tengo que jugar con él, por lo menos introducirme algo en el juego, pero en esta ocasión me sorprendió se quedó jugando con coches, animales muñecos por lo menos una horica, sin reclamarme, jajjaja me vería la cara de hecha polvo.

Al rato me pidió salir fuera al patio, así que él cogió el bote de piedras y a jugar, yo mientras tumbada en la hamaca, jajajja siiii estaba más que cansada.

Pero lo sorprendente fue que salió directo para la cocina, cogió las pinzas (que nunca hemos usado para esto) y se puso a llevar piedras de un lado a otro.


Al principio llevaba las piedras del bote que estaba en otro lado al escaloncillo y luego al revés, así se tiró un ratico largo (no hay fotos porque yo estaba off, no podía ni ir a por la cámara).


Pero luego se entretuvo subiendo y bajando piedras del escalón.


Sinceramente, cuando lo vi con las pinzas, no creía que pudiese enganchar las piedras, pensé que se le escaparían todo el rato, en algunas ocasiones fue así, pero él perseverante lo conseguía.


Fue gracioso ver como se entretenía y que concentración ponía para poder coger las piedras.

Viendo que le gustó y se entretuvo, lo haremos con más objetos, para transportar de un lugar a otro, es genial y me encantó que Ernesto se buscase sus mañas para entretenerse y más con una actividad tan elaborada.

martes, 22 de mayo de 2012

LOS PÁJAROPIEDRA

Hoy enseño otra utilidad que le estamos dando a las piedras, pero estas las  he pintado yo, jajja no le pedí la ayuda a Ernesto, pero sí que las está disfrutando al máximo mi nanuco.

En esta ocasión, la idea la saqué de un libro llamado:  Crear de la naturaleza, al ver los pájaros pensé uyyy estos para Ernesto, con lo que le gustan los pájaros...


Nada más verlos se quedó prendado de ellos, piiii piiii piii piii, decía todo el rato, no se separaba de ellos.


Sentado en una silla, estuvo jugando con ellos, ahí se los enseñé y ahí se quedó, jajajaja, más gracioso, su cara lo dice todo.


Fuuu fuuu, hacía como que volaba... estaba encantado con sus pájaros.


Pero se cansó de la silla se bajó y me dio las llaves del patio, diciendo mamá,  nos vamos al solecico, toma las llaves.


Y a seguir disfrutando de piiipiiii.


Tenía una alegría increíble con sus tres pajaricos, me gustó muuuucho verlo con esa cara.


La verdad es que quedaron muy chulos, hasta a  mí me sorprendieron, Miguel dijo lo mismo, que colores más chulos se han quedado.


Se lo pasó en grande.


Fue todo un acierto hacer estos pajaricos, me alegró ver a Ernesto tan feliz con una piedrecicas y yo más de haberlas hecho para que mi nanuco disfrutase.

Y hoy día de playa y amigos, pues hemos estado de huelga, eso sí esta mañanica un ratito en una quedada frente al ayuntamiento del pueblo, que ruido por lo menos hagamos!!!!

lunes, 21 de mayo de 2012

23 MESES

¿Por qué? ¿por qué pasa el tiempo tannn rápido? hace nadica que estaba embarazada y ya estás rozando los dos añicos. Es increíble como esta etapa la estamos pasando tan rápidamente; la estamos disfrutando al máximo pero aún así siento que se me escapa el tiempo entre los dedos, de una forma demasiado rápida.

Te estas convirtiendo en un gran pequeño niño, del que me enamoro cada día más y más, tus gestos, tus miradas, tus sonrisas, tus llantos, tus movimientos... son lo más bonico que tenemos tu padre y yo y somos más que afortunados a tu lado.


Como siempre te digo, con tu padre eres más que feliz, me encanta ver esa preciosa relación que vais creando día a día y que es maravillosa.


Disfrutas del día como nadie, te encanta estar en la calle, los columpios, los toboganes, ver las gaviotas, los aviones, los camiones y saludar a la gente, eso sí a la que te apetece y sobre todo a la que ya conoces, le dices adiós con la mano, con la sonrisa y le mandas algún que otro beso.


Jajaja desde siempre la tetica ha sido la sanadora a todos tus problemas, si caías, la teta en décimas de segundo te calmaba y te calma. Pero ahora también lo hacen los besos de papá y mamá, si te caes y no te haces daño en exceso sales pitando hacia papá o mamá poniendo el sitio donde te tenemos que besar, estás super bonico así. Si te haces daño, la primera palabra entre lágrimas es teeeetaaaa, con ella te calmas y consuelas y los brazos de mamá te miman todo lo que pueden y más.



Cada día que pasa nos sorprendes más y disfrutamos más. Este es tu último cumplemes antes de tu cumpleaños, estas dejando de ser el precioso bebé para convertirte en un gran pequeño niño más que bonico, pero he de decir que no se hasta cuando, pero por mucho seguirás siendo mi bebé.

Hace un añico disfrutabas así de la vida, de los papás y del buen tiempo, y ellos eran más que felices viendo como crecías.


FELICIDADES MI VIDA, ERES UN SOLECICO

viernes, 18 de mayo de 2012

UNA ESCAPADA

Hace unas semanitas fue el cumple de Miguel, ainsss ya 35 primaverasssss!!! Jejeje pero claro todo el mundo dice que parece más joven, yo opino igual, la verdad es que está o mejor dicho estamos en un momento genial de la vida.

Ese día lo pasamos tranquilitos y en familia, en unas trufas ricas ricas de chocolate pusimos una vela, cantamos e cumpleaños feliz y entre mis dos hombres soplaron, Ernesto muy convencido no estaba, no le hace mucha ilusión eso de soplar jajja decía: papá, papá, para que soplara él.


Pues aprovechando su cumple, el día de la madre y mi santo, decidimos hacer una mini-escapada, que la verdad la necesitábamos, de vez en cuando viene muy biennnnnn cambiar de aires. Así que como unos amigos se habían ido a Mojacar, allá que nos fuimos nosotros a verlos.

Al llegar comimos algo y decidimos descansar un ratico, la habitación estaba genial, dos camas de cuerpo y medio juntas y otra de cuerpo, que nosotros unimos, así que vamos, teníamos espacio de sobra.

Eso de echar una siestecica, no pudo ser, jajaja Ernesto siempre, toooodos los días, duerme siesta, la más corta de hora y media y ha llegado hasta de casi cuatro horas, ha salido a los papis jajaja y nosotros encantados acompañándole.  Pero mi nanico estaba totalmente pletórico y feliz, super nervioso con el nuevo sitio, se durmió cinco minutos, oyó un ruido (cosa que nunnnca lo despierta) y se puso en modo on, totalmente activo, más feliz que nadie.

No paraba de disfrutar de la habitación, saltando en la cama con una cara de ilusión tremenda.


Jugando al dónde estoy???? con la cortina. Se partía de risa literalmente y era genial verlo tan tan feliz.





Salía pitando al baño a saludar al pipiii, como él llama a todos los pájaros, ahora también llama así a los peces (no se porqué, supongo que por unos que tenemos en un móvil, que tienen como pico, de ahí la unión quizás).


En la habitación disfrutó como nadie, un respaldo de la cama pequeña que hacía como de sofá, lo tiramos al suelo y era su super caballito, hiiiii hiiiii, jajja, vamos que se lo pasó en grande. Era gracioso porque cada vez que íbamos a la habitación, después de comer, de cenar o a coger algo, se ponía super contento.

Después del "descanso" quedamos con nuestros amigos y  nos fuimos al pueblo de Mojacar, nosotros estábamos en la orilla de la playa, jajjaja no nos fuimos a cambiar literalmetne de aires, seguíamos respirando aire marino.

Y nos hicimos una foto que quedará para el recuerdo, desde que tenemos a Ernesto fotos solos, no tenemos jajaj es normal, siempre ha estado con nosotros, pero en esta ocasión ¿dónde estaban nuestros niños?????


Aquí.


Ya montados y listos para el paseo en coche, Afri es un solecico de niña y siempre que nos vemos quiere ir en nuestro coche con Ernesto, así que mi nano más que encantado con la idea. En el camino fuimos cantando canciones y ellos super contentos, cantamos unas canciones que aprendí de un blog que me gusta mucho En el país de las hadas, son canciones de dedos, de éstas tengo que hacer una entrada porque se lo merece, son un vicio para Ernesto.

Y llegamos a Mojacar, es precioso, todo un pueblecico con encanto, con casitas todas blancas y callejuelas llenas de cuesta y más cuestas, había algunas tremendas, si Ernesto se giraba me daba hasta miedo que se cayese, pero vamos no había manera de ir junto a él, tenía que ir todo el rato él jugando con su amiguilla Afri.


Fue super bonico verlos tan graciosos juntos y entretenidos.


Llegamos a una placica preciosa.


Con un rinconcito más encantador si cabe.


Estaba llenito de flores de todos los colores, Ernesto disfrutó con los colores y olores, pero Afri vamos, fue genial verla, decía que era la casa de una princesa, estaba encantada oliendo las flores por un lado y por otro.


Y un mini descanso para hacer una foto con mamá.


Seguimos de paseo y llegamos a un preciso lugar y a demás en el momento más especial, a la hora del atardecer. En la placita había unos cuantos niños y Ernesto de golpe no jugó, se quedó observando.


Pero prontito se animó con su amiguica y se puso a corretear de aquí para allá.


El precioso lugar era este, un mirador maravilloso, que te invitaba a la tranquilidad y a la felicidad, solo de estar ahí.


Y no podíamos dejar pasar hacer una de nuestras fotos de familia en un lugar tannn bonito.


Al día siguiente nos despertamos super agustico, tan tarde que ya no teníamos el bufet del desayuno jajja pero bueno nos fuimos al bar.

Estas eran las vistas desde la ventana de nuestra habitación, era el típico hotel con una gran piscina con formas, con piscina cubierta, spa, gimnasio, máquinas de juegos... estaba repletito de familias, para nosotros y nuestra escapada genial, pero vamos en verano no pisamos un lugar así ni locos, esto tiene que ser una auténtica locura del número de gente. Preferimos casicas rurales o zonas más tranquilas pero en esta ocasión el lugar fue genial.


Y la mañana del domingo tocaba playa, jaja para variar de nuestras rutinas.

Con Afri jugó y jugó, la verdad es que hacen migas, más que con otros niños y disfrutaron de mañanica playera y los padres más. Yo he de decir que me tumbé para arriba y como Ernesto estaba super entretenido disfruté como hace muuuuucho de la playa, pues siempre estoy con él y eso de tumbarme y relajarme como que no, pero en esta ocasión si que pude y disfruté de lo lindo.


Juegos y más juegos de arena.


Y un ratico al parque antes de ir a comer.


Después de comer nos fuimos directamente caminico a nuestra casita a ver si al llegar descansábamos, jaja pero no, Ernesto se durmió el trayecto del coche, lógico y justo al llegar, sus ojos totalmente abiertos y con toda la energía del mundo para disfrutar la tarde.

Pasamos un finde muy bueno, nos vino de maravilla escapar estos dos días, de vez en cuando se necesita y hacía mucho, mucho que no lo hacíamos, así que fue una salida genial y con buena compañía, qué más pedir!!!