lunes, 10 de diciembre de 2012

SUS PRIMEROS GUISANTES DE LA TEMPORADA

El jueves pasado fue mercado y la yaya, que anda por aquí para echarnos una mano de momento (que nos viene genial, todo hay que decirlo) se acordó de la pasión de Ernesto por los guisantes, que aquí en el pueblo que vivimos le llaman pésoles (yo no lo sabía hasta que llegamos aquí a vivir, pero me encanta la palabra jajaja y ahora la uso mucho).


Desde bien chiquitillo, unos ocho meses, Ernesto es el monstruito de los guisantes, le encantan, a la hora que se los enseñes se pone manos a la obra con ellos. Este año es una lástima que sean del mercado y no de nuestro huerto (madre mía que chiquitín se ve hace casi un añico ya, pronto hacemos el añico del blog) , pues ya tuvimos que devolverlo al Ayuntamiento, para que otros lo utilicen, pero bueno lo que disfrutamos fue genial.


Y este fue el día en el que mi nanico aprendió a abrirlos, girándolos se dio cuenta de que se rompían y que podía pelarlos el solico, de ahí la cara de alegría en las fotos, se ilusionó un montón, estaba radiante.


Es genial verlo así, verlo en sus logros, en sus alegrías, sus nuevas conquistas...


Disfrutar de estos momentos con mis hombres me hacen inmensamente feliz y los guardo en mi memoria como verdaderos tesoros.

11 comentarios:

  1. Jejeje, qué cara de felicidad! Es que es un descubrimiento saber de dónde vienen las bolitas verdes ;)

    ResponderEliminar
  2. Pero que bonitas esperienciasssss. Siii, que cara de felicidad con su descubrimiento. ¡¡ Como me gustaría ponerme en la piel de los peques en esos momentos !! :-D ir descubriendo el mundo: que maravilla!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sería maravilloso vivir esas nuevas experiencias! muuuchos besicos playeros

      Eliminar
  3. Jajaja, qué lindo!!!
    Muy ricos los guisantes!!!
    Muchos besos, cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabricas y besicos!!!

      Eliminar
  4. No se si me comería antes los pesols o a Ernesto, está precioso. Sabes Montse, mi peque se parece un poquito al tuyo, pero tiene un añito más, ya tiene los tres y cada vez que ve una foto de tu nene me pide si es él cuando era pequeñito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja los pésoles antes y a Ernesto a besos! qué gracioso tu nanico diciendo que si es él! Besicos playeros.

      Eliminar
  5. Guauuu!!! Que alegría que le gusten , y así sin cocinar es toda una suerte, con lo sanito que es!

    ResponderEliminar
  6. Hola Montse! Que ricos los guisantes y que eliz se le ve al descubrir como se abren...he estado mucho tiempo desconectada pir averias en mi pc(ahora se me ha roto el cargador que racha!) y fuera en marruecos, y ahora que entro en tu blog me encuentro la feliz noticia de tu embrazo, felicidades!!!! Que contenta me he puesto! Y estas de un mes menos que yo!! Y también he leido lo que has pasado con aquella intervención de urgencias que penita...espero que ya estes bien, aunque por la foto del MM, te veo estupenda. Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, me acuerdo de las fotos de los guisantes en el huerto. Jo! cómo ha crecido Ernesto en nada de tiempo. Un besazo enorme!

    ResponderEliminar