viernes, 30 de noviembre de 2012

DESAPARECIDA ¿POR?

He estado un par de semanas totalmente desconectada, pero menos mal que ya voy mejorcica y otra vez ando por estos mundos. Ayer volví a escribir y quería hacerlo con algo alegre, así que escribí que estoy embarazada y super feliz, que nuestra familia aumentará en mayo y si Ernesto ya nos hace ser super afortunados lo seremos el doble.

Pero hoy escribo para contar porqué no he estado por aquí este tiempo y para desahogarme, soltar un tanto la tristeza que llevo dentro e intentar pasar página de esta pequeña pesadilla que hemos tenido que pasar, la verdad es que ha sido un trago duro y sin esperar, se que hay cosas peores, pero pasar por esto nos ha resultado duro a todos, a Miguel, a Ernesto, a mí y a la familia.

Hace dos semana ya estaba super cansada y no respiraba bien, terminé acercándome a urgencias un domingo (Miguel insistía) y tras ver varias cosillas (electro, auscultación...) pensaron que era un cuadro de ansiedad, que me relajase y si empeoraba que fuese a mi médico de cabecera, yo pensaba ¿ansiedad? si estoy genial en casa, en el trabajo... pero bueno... seguí currando lunes y martes, pero cada vez más y más cansada, hasta el miércoles que hicimos huelga, pero fuimos a la eco de las 12 semanas, con una tos grandísima y más cansada... el ginecólogo al oir la tos me mandó corticoides (yo no tomo casi medicamentos, pero estaba tan tan agotada, que ni me lo pensé) por la tarde fuimos a Murcia a la manifestación pero no podía a penas andar, me cansaba al tomar a Ernesto, no podía ni subir las escaleras de casa... así que el jueves al levantarme me fui otra vez al médico, me comentó que no respiraba igual en los dos pulmones, que me tomase un antibiótico compatible con el embarazo y la lactancia y que volviese al día siguiente a ver qué tal... que podría ser principio de pulmonía.

Pero el al día siguiente manché... qué mal lo pasé, pero claro mi cuerpo ya me daba un gran aviso, nos fuimos a urgencias a un hospital cercano y de prueba en prueba más de 5 horas, Ernesto con mis padres (a los que habíamos llamado para que se quedaran con él, todavía recuerdo cuando me dijo adiós...) tras las pruebas la doctora nos decía que podría ser neumonía, que había algo que no le cuadraba... que prefería hacer una radiografía (la había evitado a toda costa por mi embarazo) para asegurarse, que estaría unos dos días en el hospital para ver la evolución... yo al oir eso no pude evitar llorar y llorar, noooo que mi nano está en casa, no me puedo quedar en el hospital, que yo me iba... su teta, su mami, cómo me iba a quedar???? pero bueno me hicieron la radiografía y llegó la doctora: buenas noticias me dijo, no es neumonía pero mi labor acaba aquí y ahora viene la cirujana a explicarte la operación que te van a realizar ahora de urgencia ¿CÓMO? a Miguel y a mí se nos calló en mundo a los pies, no me creía nada de lo que pasaba, solo pensaba en Ernesto en que estaba en casa con mis padres y que no lo vería, es increíble que solo pensase en eso. Cuando llegó la cirujana nos dijo que mínimo 4 ó 5 días, que tenía un neumotorax (aire en el pulmón) que me intervenían para poner un tubo que tendría esos días para drenar el aire y que eso era todo, era una operación muyyyy simple y sin problemas.

Pero yo seguía llorando y llorando, soy una blandengue solo pensaba en los días de hospital... y en mi bebé, en que estaba embarazada... jajaja me río ahora, pero entré llorando a quirófano y salí llorando, menos mal que había una enfermera más que dulce que me cogió la mano y me mantuvo la mirada casi todo el tiempo, eso te hace un mundo en esos momentos...

Y de ahí a reanimación y a la habitación, mis padres me esperaban con Miguel allí, Ernesto se había quedado con mi suegra, que también había venido... menos mal que nos han ayudado un montón, han sido 7 días completos en el hospital, sin poder moverme, en la misma posición, sin girarme ni incorporarme y con muuuucho dolor, pues el tratamiento para quitar el dolor solo me lo dieron los dos primero días, después desde ginecología dijeron que nada, que a aguantar el dolor, que no me dieran más calmantes por mi estado... fueron momentos que sinceramente pedía lo que fuera... pero pasaban de mí. Ayy que desesperación, el día que me dijeron que me quitaban el drenaje y que me iba  casa no me lo creía, fue sin previo aviso, el mejor día de mi vida, volvería a ver a Ernesto, nunca he estado separada de él más de 8 horas, se que parece exagerado pero es lo peor que he llevado, no verlo, no tetearlo, no besarlo, no cogerlo, oírlo, olerlo, sentirlo... pasé por todos los estados de ánimo, miedo, pánico, enfado, frustración, desesperación, tristeza... pero eso si nunnnca estuve sola (a demás de mi familia) estaba mi pequeño bebé dentro de mí con quien podía hablar y pasar todo juntos, espero que de esta salga más fuerte aún, que sea todo un campeón o campeona y que a partir de ahora todo nos vaya mejor juntos, que ya hemos pasado un inicio duro.

Ahora pasado ya casi se que hay mil cosas peores, que ha sido una operación simple y solo dura por estar embarazada, pero también me está costando volver a la normalidad, hasta hace dos días seguía mal... más casi de cabeza que de otra cosa, me está costando asimilar lo pasado, así que espero poquito a poco volver a la normalidad, sigo con curas y hoy espero que me quiten los puntos, a ver si me encuentro al 100% en breve y volvemos a nuestra vida.

Ernesto lo llevó mejor que yo, fue todo un gigante durante esa semana, ni una lágrima, Miguel estuvo con él tooodo el tiempo, es lo que preferíamos, se turnaban conmigo mis padres, mi suegra y una compañera (desde aquí mil graciasssss). Se le explicó que mamá estaba en el hospital que estaba curándose y que volvería a casa cuando estuviese bien, al llegar se quedó extrañado pero cuando se subió encima mío yo sentada... qué GRAN FELICIDAD ya no se bajaba jejejeje no nos lo creíamos ninguno de los dos.

Se ha portado de forma que no me lo creo, los primeros cuatro días de llegar genial, sabía que no lo podía tomar, que tenía la herida, que me dolía, que no podía tetear (lo más duro para los dos, todavía lloro al pensar en este destete forzoso, no se si al estar luego bien, volverá a lactar o relactará con su hermanic@, él decidirá), pero claro esto es suuuper raro y ya desde hace unos días tiene que soltar todo, yo lo esperaba, se que lo necesita, no ha llorado (yo lo he hecho y mucho) pero él no, así que ahora lo está sacando con unos enfados que nunnnca habíamos visto, pero creo que le viene bien, por algún lado tiene que salir, así que aquí estamos su padre y yo armados con más que paciencia para ayudarle y quererlo aún más si cabe.

Tomaaa entrada larga, es casi que más para mí que para otra cosa, para soltar mi tristeza, para intentar olvidar o asimilar lo pasado, para escupir este miedo,esta ansiedad, esta rabia e impotencia que llevo dentro y que me hace entristecer por momentos.

Solo deseo que esto quede en el recuerdo como una pequeña pesadilla que pasamos y que nos hace ver lo bien que estamos juntos.

Y ya puedo añadir una fotico de los dos más FELICES que dos perdices, o mejor dicho de los tres.

20 comentarios:

  1. Montse, qué mal lo debiste pasar, qué pena me ha dado. Pero sois fuertes y vais a superar esta racha, déjate cuidar para recuperarte bien y ahora que todo prácticamente ha pasado, a gozarrrrrrrrrrr de tu estado y de tu peque mayor!

    ResponderEliminar
  2. Vaya vaya vaya. Me alegro de que haya pasado todo y ya te encuentres mejor, y sobre todo, porque ya estais juntitos otra vez.
    Y, por supuesto,... ¡¡¡ENHORABUENA!!! Muchas felicidades y que venga fuerte el campeón o campeona a disfrutar de esta familia genial.
    Muchos besos y a cuidarse mucho.

    ¡¡Qué alegría!!

    ResponderEliminar
  3. Si es que le damos importancia a pequeños millones de cosas, hasta que de pronto, surge una enfermedad y nos hace temblar y reconsiderar todo!
    Menos mal que ya pasó, recuperaté bien, y vuelve a disfrutar esa vida tan bonita que tienes, ahora aun con más motivos.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. madre mía q mal, q duro.

    lo importante es q estás en casa recuperada casi casi y estás con la familia, con toda.

    el peque es normal q esté así, él tiene q desahogarse y desfogar, y la manera q sabe es esa.
    así q ahora grandes dosis de paciencia porq os necesita como nunca.

    si para tí ha sido duro, entendiéndolo todo. imagina para él, q de pronto no lo entiende pero se ha visto varios días y noches sin su madre, su pecho, su regazo...

    ResponderEliminar
  5. ah !!! y mil enhorabuenas por ese peque (o esa peque) q vais a traer al mundo.
    te escribí ayer en el post correspondiente pero daría error o algo porq no lo veo.

    es una noticia magnífica.

    besos

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que pasa hoy? segunda entrada que leo, segunda entrada que me deja choff!! voy a tener que dejar de leer que me paso el día llorando!! jajajaj
    Siento mucho que hayas tenido que pasar por todo eso y que hayáis tenido que sufrir un destete forzoso, pero me alegro muchíiiiiisimo de que estés ya en casa con tus chicos y que haya salido todo bien!! y por supuesto me alegro mucho de tu nuevo embarazo (como te dije ya ayer) y que haya aguantado como un/a campeon/a a tus días malita y te haya hecho seguir adelante.
    Un besote y cuidate!

    ResponderEliminar
  7. Qué mal! al leerte se me han saltado las lágrimas y todo poniéndome en tu lugar y en el de Ernesto. Yo tampoco he estado ninguna noche sin Paula y su reacción sobre cómo lo llevaría es lo que más miedo me da también si pasara algo. Pero Ernesto te ha demostrado ser un campeón y el pobre tendrá que sacar por algún lado lo que lleva dentro, así que paciencia.
    Ahora a seguir disfrutándolo y enhorabuena por ese embarazo, que como tú dices, va a ser otro campeón o campeona.
    Un besito muy grande

    ResponderEliminar
  8. Ya me extrañaba que no publicabas nada pero no me imaginaba algo tan duro. Pero lo importante es que ya ha pasado y sobre todo Felicitarte por ese nuevo ser que llega a la familia!!! Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades!!!! Ya veras como todo va ir estupendamente, seguro que han sido unos dias larguisimos en el hospital, pero piensa que ahora estas en casa, curada y poco a poco te iras recuperando del todo. Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  10. Lo importante es que se ha quedado en una "anecdota", que a ti no te ha pasado nada, que no era nada gravisimo y que ya estas en casa con tus peques. Ni me imagino lo que has pasado, pero ya pasó así que a disfrutar. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  11. Siento mucho lo que has tenido que pasar. Me pongo en tu lugar al echar de menos a tu peque y comprendo muy bien tu dolor.
    Pero quédate con lo positivo: que tú niño ha sabido aceptarlo muy bien, que estás recuperándote y con fuerzas para ese bebé en camino.
    Aprovecho para felicitarte y mucha paciencia con Ernesto, ya sabéis que necesita expresar sus emociones y no sabe hacerlo de otra forma.
    Ánimo y espero que pronto estés recuperada del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Vaya, lo siento mucho pero ahora a mirar para delante y a disfrutar de tu embarazo y con tu pequeño campeon! Mucho animo! ;)

    ResponderEliminar
  13. Hola preciosa! No me extraña en absoluto lo mal que lo has pasado, me pongo en tu lugar y se me encoge el estómago. Pero ya estáis juntos y preparando la llegada de ese nuevo ser especial y maravilloso.
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  14. Es precioso leer vuestros comentarios, me hacen un mundo en estos momentos y vuestra empatía es grandísima, ya vamos muuucho mejor, no me han quitado los puntos pero el lunes volveremos a ver qué tal. Ernestico está poquito a poco, pero como se y decís más de una es lógico y necesario. Pero con todo somos más felices y estamos aprovechando y disfrutando el tiempo perdido. Gracias de corazón por estar por aquí y me siento super arropada, besicos de frío pero playeros.

    ResponderEliminar
  15. Jo, vaya porra... me pongo en tu lugar y me da el telele. Yo tampoco me había separado de Marcos mucho tiempo hasta que llegó Javi y me quedé dos días en el hospital (y eso que iba a verme y que era por algo bueno), pero los peques son sorprendentes y cuando de verdad lo necesitamos es cuando se portan genial.
    Pues nada, me alegro de que todo haya quedado en un tremendo susto y deseo que lleves bien lo del destete forzoso, que a mi me sentaría fatal...
    Muchos besos sanadores para que estés al 100% cuanto antes para disfrutar del Ernesto y del que viene en camino!!!

    ResponderEliminar
  16. Por cierto, Ernesto ya sabe que va a ser hermano mayor?! :) Qué emoción!! yo recuerdo que cuando me enteré (que debía de ser poco más o menos como Ernersto) tuve una sensación de alegría y de extrañeza, en plan, cómo que está ahí dentro mi hermanito?? jeje
    Un besote

    ResponderEliminar
  17. Por experiencia propia puedo afirmar que los niños tienen una sensibilidad tan grande que pueden entender los momentos difíciles y acompañarlos de gran respeto y silencio, si se lo agradecemos y así se lo hacemos saber dia tras dia, van aumentando esa exquisita manera de hacer y ganando confianza en ellos y en nosotros.

    Me alegro mucho, mucho que te hayas recuperado un poquito, pero viendo la cara de la foto, creo que todo va a ir a mucho mejor muy pronto.

    Un abrazo enorme a los 4!!

    besitos

    ResponderEliminar
  18. Aiss como he llorado... Un abrazo lleno de buenas energías y lo más importante ENHORABUENA por tu embarazo!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Montse! Ya me parecía extraño no verte por aquí...me imagino que debes de haber pasado unos días muy duros, y haber estado tanto tiempo separada de Ernesto debe de haber sido muy difícil. Felizmente ya eso es parte del pasado, y ahora toca disfrutar mucho de tu familia y de ese nuevo embarazo!!! Muchas felicidades!!!
    Un fuerte abrazo y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  20. Montse, como te entiendo, yo también he tenido varias hospitalizaciones e intervenciones con los peques muy pequeños y realmente lo pasas fatal por ellos. Lo que le pasa a Ernesto es normal, incluso lo lleva muy bien. Conmigo se lo tomaron en plan mamá nos ha abandonado y luego no querían saber nada de mí. Pero eso es normal, ellos también lo pasan mal y luego tienen que sacarlo de alguna forma.
    Ahora quiero aprovechar para enviaros un superbeso y un superabrazo a la familia por la buena noticia, me había saltado el post anterior y esto hay que celebrarlo. Así que intenta olvidar lo del hospital y a pensar en que pronto vendrá un nuevo miembro con pañales y chupetitos :-) Enhorabuena y a disfrutar de esta espera, que dos no es el doble de trabajo, es mucho más, jajaja, pero si se lleva bien y todos cooperan es asumible y lo puedes disfrutar mucho más. La experiencia sí que es un grado.

    ResponderEliminar