martes, 2 de octubre de 2012

INICIÁNDONOS EN LOS NÚMEROS

Desde finales de veranico a Ernesto le llaman la atención los número, así que decidí proponerle alguna actividad con ellos, identifica las grafías del 1 al 3, no hemos intentado con más, por no liar, poquito a poco iremos viendo más, siempre que hay dos cosas iguales, grita dossss, dosss super ilusionado, usa la palabra dos para decir mira mamá son iguales... jejeje eso siempre me hace mucha gracia. Si solo hay una cosa dice uno, uno y con tres igual, así que más o menos los controla y con los dedos también. En alguna ocasión también le gusta ir buscando estos números en las matrículas de los coches.

Esta actividad la vi en Pinterest y me la guardé, me llamó mucho la atención por la sencillez y lo fácil de conseguir el material, viene de un blog llamado Montessori On A Budget, no he dado un vistazo a nada más, pero en algún hueco se lo daré.


Decidí ponerme manos a la obra una tarde al llegar del paseo, pues era aún tempranico, busqué una caja de galletas para la base y tres tubos de papel higiénico, le corté un poquito a cada uno para poner dos de cada número y con cola caliente los pegué a la base. Todo pegado y manos a la obra para decorarlo, Ernesto se animó enseguida.


Fuimos haciendo puntitos de muchos colores y quedó bonico, mamá hizo los numeros  y terminado.


Con el cartón que sobró de la caja de galletas hicimos un puente y después de jugar con los números nos pusimos a jugar con una pelota de ping pong, aún está el puente en el comedor  y nos da muuucho juego, con pelota y con coches.



El primer día lo hicimos y jugó poquito, así que lo dejamos en la estantería del comedor, a su disposición, para ver si lo quería usar...

Llegó el momento, con mi ayuda se anima, pero todavía no comprende bien como ha de hacerlo, siempre va señalando los números y nos se equivoca y si yo le doy dos palos, me dice dos, pero él coger dos y meterlos en el tubo del dos, no lo hace solo.


Le gusta darme los palos y decirme donde se meten o coger  todos y meterlos donde sean, así que poquito a poco.


En el trocito pequeño le metí unas semillas muy bonitas que nos encontramos y así tiene palos y las semillas chiquitillas y de paso desarrolla la motricidad fina.


Con bien poco hemos hecho un juego que da mucho de sí y que dará cada vez más, pueden ponerse tantos números como queramos e ir aumentando, de momento con Ernesto vemos hasta el tres y ya se verá.

6 comentarios:

  1. Ernesto tiene suerte de tener una mami que se lo curra tanto (ya sé que es fácil hacerlo, pero hay que encontrar el tiempo y las ganas, y eso no siempre es fácil...)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Que simple y que entretenido!!!
    Lo dejo en mis pendientes para implementarlo en un par de días.
    Mi lorito repite como papagayo los numeros... no sé de donde los aprendió pero no tiene noción de la cantidad. Asi que me viene como anillo al dedo!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. Pero que bien!!!!! Sencillo y entretenido!!! Un 10!!!!
    Que bonita etapa os espera....

    ResponderEliminar
  4. Me gusta! Esta también me la guardo yo! :)

    ResponderEliminar
  5. QUé buena idea poner los dos tamaños, me gusta!!

    ResponderEliminar