lunes, 17 de septiembre de 2012

EN EL HUERTO COMÚN

Ernesto aprovecha y juega con la arena, las piedras, los palos... cada vez que vamos al huerto.


Me encanta verlo manipular y experimentar con tierra y con la naturaleza. Se mete en su mundo y hace uso de todo lo que se va encontrando.


Es como uno más por todos los huertos, como es un lugar común pues hay muchas personas en sus trocicos de tierra y a él le encanta investigar y seguir a papá allá donde va.


Y mientras se va de paseo... si se encuentra algo interesante pues ahí que se para y ve que es, lo toquetea y se entretiene.


Lo que más triunfa con Ernesto es el barro, si se junta la tierra y el agua... ¡¡¡qué más pedir!!! se pasa grandes ratos con palos y cañas jugando con el barro.


Disfruto a lo grande viendo a Ernesto en el huerto, correteando a sus anchas y experimentando de todos los olores, texturas... que ese encuentra a su paso.

4 comentarios:

  1. Que gozada, en las fotos se aprecia que se lo pasa pipa. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Oooooooooooooooooo! Cómo me gustaría tener un espacio así. Nosotros intentamos tener varias macetas, pero nuestra terraza es pequeña, no cabemos todos y, al final, como se peleaban por regar se nos han secado la mayoría de lo que plantamos. A ver si cuando sean un poco más mayores.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Parece que el huerto da para mucho. Quizá así le llegue de más mayor la afición por cultivar.

    ResponderEliminar
  4. Este verano Peque ha podido disfrutar de la vida campestre y la verdad es que da gusto...Se les ve en su salsa!
    Muas!

    ResponderEliminar