lunes, 6 de agosto de 2012

PELOTEANDO EN EL PARAÍSO

Pienso que donde hemos decidido vivir es un lugar precioso y que gracias a ello nuestra vida es mejor, la calidad de vida de ahora a cuando vivíamos en la ciudad es mil veces mejor, siempre hablamos Miguel y yo que nuestra decisión de ir a vivir a la playa fue la mejor que hemos tomado.

La otra tarde decidimos irnos de paseo por las salinas e ir a tomar unas foticos de los flamencos, me encantan estos animales, con las tonalidades tan vistosas que tienen. La foto no pudo ser mejor porque estaban bastante lejos y mi objetivo no llega a más, pero verlos en vivo y en directo es precioso.


Miguel me dejó aquí y el siguió con el coche un  poquito más hasta una explanada para jugar mientras con Ernesto y otro amigo.

Yo disfruté un ratico de paz y tranquilidad en nuestro pequeño recodo del paraíso, viendo a los flamencos y el atardecer de la zona. Después con un pequeño paseico por las tablas fui en busca de mis hombres y por el camino hice estas foticos, no son grandes fotos, pero muestran el encanto de la zona.



Cuando llegué Ernesto estaba ya en plena acción, pelota para arriba y pelota para abajo.


La pelota es su juguete estrella del verano, sigue diciéndole lol (de gol) y creo que esta palabra la dice al cabo del día casi que más que papá o mamá, es increíble, hasta durmiendo la dice... ainssssss qué tendrá ese objeto en forma de esfera que vuelve loco a muchos niños y unos tantos adultos??????


Él se lo pasa en grande con la pelota, con las manos, los pies y con lo que pille.


Se dio unas carreras grandísimas, de un lado para otro, el lugar es ideal para eso, puede ir para todos lados sin problemas y encima si cae es tierra blandica. Este espacio, aún estando masificada toda la costa, no tiene afluencia de gente, en el rato que estuvimos aquí, que fueron casi dos horas, pasaron algunas personas paseando o en bicicleta pero no mucha.


Jajaja pone unos poses jugando al balón, que son dignos, está hecho un gigante...


En esto que Miguel me dice, tú no querías fotografiar los flamencos, pues mira que foto tienes ahí y me señala hacia el cielo.


Atardeciendo y los flamencos en pleno vuelo, la visión era preciosa, les hice un montón de fotos, era espectacular, pasaron varias veces y pudimos disfrutar de la bonica estampa antes de irnos a casa.


Tras un gran rato de juego con pelota, le hice un agujero a Ernesto con una piedra y salió pitando hacia mí para seguir él solo, se quedó jugando con la piedra y la arena encantado de la vida, mientras nosotros estábamos sentados, descansando y disfrutando de la tranquilidad del lugar.


Antes de irnos salió la luna, dos días antes de estar llena y era preciosa. También pongo una foto de la Salicornia, planta de la zona que me parece preciosa.


Tardes así son las que merecen la pena disfrutar, nos encanta este rincón y perdernos por él, tanto en verano, como en cualquier época del año, siempre es un lugar con magia y un lugar donde relajarte.

11 comentarios:

  1. Precioso lugar, que lindas fotos, y el peque esta para comérselo!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que si que teneis mucha suerte de vivir rodeados de sitios tan bonitos como los que nos has enseñado... disfrutarlos!!!

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que os guste perderos por ahí, es un sitio precioso. Y lo de vivir en la playa... es genial, yo lo he descubierto hace un par de años. Vine por obligación pero creo que nos vamos a quedar hasta que los niños decidan lo contrario.
    Marcos tiene una pelota igualita que la de Ernesto y le apasiona también!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Eso eso, que tendrá esa cosa esférica??? jajajajaja. Mi princesa se vuelve loca con ella, y solo la cambia por un ratito con su carrito de muñeca... ainssss

    Que envidia me das... ainssss.... como me gustaría vivir en un sitio así... es precioso Montse, disfruta mucho mucho mucho.

    ResponderEliminar
  5. Que fotos más bonitas, y que futbolero tu peque!

    ResponderEliminar
  6. madre mía q buenas fotos de los flamencos.
    está genial tenerlos "tan cerquita".

    y esa pelota? jejejeje, lo bien q se lo pasa ocn ella (y vosotros mirándolo),
    me encanta.

    besos

    ResponderEliminar
  7. precioso lugar! realmente han hecho muy bien en ir a vivir ahí...a mi enano también le encantan las pelotas, aún no camina pero las persigue gateando :)
    besos y a seguir disfrutando!

    ResponderEliminar
  8. Desde luego opino que vuestra decisión de vivir en la costa, ha sido más que acertada. ¡¡¡Quien pudiera...!!!! Ernesto es un peke privilegiado por estar rodeado de esos paisajes que le deparan experiencias tan intensas.
    Y encima lleva el mundo en sus manos, y en sus pies, je, je.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo creo que estas fotos son una maravilla, de verdad.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Las fotos son preciosas y te doy la razón en la buena idea que tuvisteis en vivir allí, es un sitio maravilloso.
    Besos!

    ResponderEliminar