viernes, 24 de agosto de 2012

JUGANDO CON UN GLOBO

¿Cuánto puede dar de sí un globo?


Pues pude dar de sí todo lo que deseemos, es genial ver a Ernesto jugar, saltar, reír, gritar, mirar hacia arriba, subir al sofá, tirarse al suelo...


Tan bien nos lo estábamos pasando que Linceto no se pudo resistir a venir con nosotros, le dimos uno a él, menos hinchado para evitar que lo explotara a la primera...


La cara de felicidad de Ernesto creo que lo dice todo.


Los buenos momentos pasados con mi peque son lo mejor que tengo y me encanta disfrutarlos al máximo.

7 comentarios:

  1. A nosotros nunca nos falta un globo en casa :-D Y menos aún cuando salimos por ahí... siempre llevo unos globos en el bolso por lo que pueda pasar... jajajajaja.
    Por cierto, tienes la misma mesa supletoria que nosotros :-D Que utilidad da jajajajaja
    Como siempre, me encanta Ernesto!!!

    ResponderEliminar
  2. Si que se le ve feliz si.. que carilla!

    ResponderEliminar
  3. me encanta!
    ya sé qué voy a ir a comprar esta tarde :) jeje
    besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja es que tu peque y el mio tienen casi ñas mismas aficiones jeje, nosotros siempre siempre tenemos un globo en el comedor, anda que no juega con el...la mayor parte del día jeje. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. La última foto es preciosa! A seguir disfrutando! Besicos

    ResponderEliminar
  6. Los globos son un juego ideal para los peques, son nuestro recurso preferido cuando vienen más peques a jugar.
    Ernesto está guapísimo!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. A mi los globos me salvan la vida!... tanto es así que hace unos meses empece a llevar un puñado de ellos en el bolso y en caso de "emergencia" (aburrimiento extremo de uno de los peques) saco un globo y los tengo entretenidisimos un buen rato! ja,ja,ja

    La cara de felicidad de Ernesto en la última foto lo dice todo!!! ;-)

    ResponderEliminar