jueves, 12 de julio de 2012

EL REGALO DE ERNESTO

Esta cara de expectación, de ilusión, de emoción... ¿a qué se debe?


A su regalo de cumple, un gran camión, jajaja, no podía ser menos. No fue para nada un regalo sorpresa, fuimos a una tienda de juguetes el día antes de su cumple, para ver algunas cosillas, nunca le regalamos, ni en reyes, ni el anterior cumple... pues se junta con muchas cosas, pero como ya le hace mucha ilusión las cosicas, pues a nosotros nos hacía la misma ilusión regalarle algo. Elegimos el maletín de la plastilina, sabiendo que la disfrutaría un montón.

Pero él solito a la hora de pagar se va para los coches, engancha este, bien grande, cogido a lo largo, que es casi como él de alto y se pone a salirse de la tienda, diciendo, esto, esto es lo que yo quiero. Así que este fue su autoregalo.


Estaba más que ilusionado ayudando a Miguel a quitarle la red.


Su cara refleja la alegría de tener el camión y de poder jugar con él.


Jajaja, pero papáááá... cuánto tardas, espera que yo meto el dedillo por aquí y solucionado.


Ver su cara de alegría es una pasada, los camiones, tractores, trenes... son una autentica atracción para él y éste, al ser bien grande, le encanta, ya en otra ocasión y en la misma tienda yendo con su padre se trajo un tractor de las mismas dimensiones, jaja a este ritmo no nos entran más coches pronto.


Y enseguida comenzó la andadura del camión y Ernesto.


Lo tiene aparcado en el comedor desde entonces y es genial porque sirve para guardar todos los demás coches, entran dentro todos, y así está más ordenadico. Cuando le apetece los saca y los usa o usa este, generalmente se los saca todos al patio y se monta sus historias.

10 comentarios:

  1. Que bonita cara de ilusión! pues a disfrutar del camión que seguro lo hará por mucho tiempo sabieno que le gustan tanto! Besos!

    ResponderEliminar
  2. Camión grandote, satisfacción asegurada, y su cara da fe de ello!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Que tendran los camiones...! al mio también le chiflan! En realidad, todo lo que tenga ruedas lo vuelve loco! No sé yo de donde habrá venido esta fijación...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta! A mi gordito le pierden estas cosas tambien, siempre decimos que va para mecanico, jajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Ay qué carita de expectación..qué gracioso qué está y seguro que disfrutará un montón con el camión.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Monste! Me encantó :)
    Aprovecho para comentarte que te he otorgado un premio que puedes recoger en mi blog.

    http://aprendiendoasermama-milaymateo.blogspot.com.es/2012/07/y-los-ganadores-son.html

    Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Qué carita de alegría!
    Nosotros le compramos uno parecido en la vacaciones pero lo hemos llevado al pueblo para jugar este verano porque ocupa tanto...
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Eyy que gustico da leer vuestros comentarios, hemos estado de descanso por tierras del norte y he desconectado un tanto de este lugarcico, pensaba seguir publicando pero... jajaja ganó el descanso y la familia; muchos besazos a todas y poco a poco me iré poniendo al día.

    ResponderEliminar
  9. Pero qué cara de alegría!! Por aquí también ganan los coches, tractores y camiones, jeje!! Un besico.

    ResponderEliminar