jueves, 24 de mayo de 2012

TRANSPORTANDO PIEDRAS

Esta actividad no se la propuse yo a Ernesto, ¡¡¡se la guisó y comió el solico!!!

Me dejó de piedra, fue al llegar de la pequeña escapada, que él si que se durmió la siestecica en el coche, pero nosotros no, así que al llegar a casa, papá se acostó arriba y yo me quedé con mi nanuco en el comedor, tirada en el sofá, normalmente tengo que jugar con él, por lo menos introducirme algo en el juego, pero en esta ocasión me sorprendió se quedó jugando con coches, animales muñecos por lo menos una horica, sin reclamarme, jajjaja me vería la cara de hecha polvo.

Al rato me pidió salir fuera al patio, así que él cogió el bote de piedras y a jugar, yo mientras tumbada en la hamaca, jajajja siiii estaba más que cansada.

Pero lo sorprendente fue que salió directo para la cocina, cogió las pinzas (que nunca hemos usado para esto) y se puso a llevar piedras de un lado a otro.


Al principio llevaba las piedras del bote que estaba en otro lado al escaloncillo y luego al revés, así se tiró un ratico largo (no hay fotos porque yo estaba off, no podía ni ir a por la cámara).


Pero luego se entretuvo subiendo y bajando piedras del escalón.


Sinceramente, cuando lo vi con las pinzas, no creía que pudiese enganchar las piedras, pensé que se le escaparían todo el rato, en algunas ocasiones fue así, pero él perseverante lo conseguía.


Fue gracioso ver como se entretenía y que concentración ponía para poder coger las piedras.

Viendo que le gustó y se entretuvo, lo haremos con más objetos, para transportar de un lugar a otro, es genial y me encantó que Ernesto se buscase sus mañas para entretenerse y más con una actividad tan elaborada.

7 comentarios:

  1. Pero buenooooo..... debes de estar super feliz. Estas actividades que proponen ellos son increíbles, verdad?? que concentración, que agilidad para buscar la "herramienta" que le permitiese coger las piedras, y sobre todo lo que más me llama la atención es la perseverancia.
    Mi pequeña no la tiene. No sé si será la edad, o que ella va a ser así, pero es un tema que me tiene un tanto preocupada. Como no le salga a la 1 o 2 se va a otra cosa :-(
    Esto lo estamos trabajando en casa pero no se yo...

    Un 10 para Ernesto, y sobre todo por ver que mamá estaba cansada y que mejor se ponía él a jugar... jajajajaja :-D

    ResponderEliminar
  2. Claro, le enseñas tantas cositas útiles que luego a él le da la vena creativa, jajajaja! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Llegan a una edad que empiezan a jugar solos, es una pasada verles sin que se dén cuenta, como se entretienen!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad, Irene que juegan solos alguna vez? Uffff ¿a que edad, porfa?

      Eliminar
  4. ¡Me encanta!
    Muchas veces las mejores actividades surgen así, dejando a su alcance objetos variados y que hagan lo que se les ocurra y les apetezca.
    Pues ya me has dado una idea, vamos a salir después a la calle con un bote y a coger piedras. O mejor en la playa.

    ResponderEliminar
  5. Que dominio de las pinzas. Yo me veo a los pekes con esas piedras y terminan haciendo tiro al blanco con ellas. Que gusto ver a Ernesto así de entretenido, que tienes un tesoro, chica. Danos la receta, je, je.

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encanta la propuesta de Ernesto, qué gracioso, por iniciativa propia! Me encanta verlos jugar solos, en su mundo... Un besico.

    ResponderEliminar