jueves, 17 de mayo de 2012

PINTANDO PIEDRAS

Hace unos días nos fuimos en busca de piedras, ¿para qué? pues para echar un ratico pintándolas, para intentar hacer varias cositas con ellas, poco a poco os las enseñaré.

Lo primero fue organizar el lugar, nos pusimos en una mesa en el patio, ¡¡¡qué buen tiempo!!!!, cada pintura en una plato y con un pincel cada uno...


Jajaja pero eso de cada color en su lugar... fue un intento, la verdad es que siempre he utilizado vasos para los colores y no los mezclaba, pero en esta ocasión no se si por los platos, pero en nada de tiempo toodos los colores estaban juntitos y preciosos.

También puede ser, que aunque al principio se puso a pintar con los pinceles, enseguida quiso hacerlo con los dedos, como en la ventana (para la primavera trompetera), y al utilizar los dedos pues lógicamente se mezclan más los colores.

Poco a poco trabajaremos más eso de que no se mezclen los colores, pero es que estaba tannn entretendio y metido en pintar, embadurnarse las manos, sentir la pintura, coger con los dedos pringosos las piedras... que no me metí en nada de orden... le dejé libre para disfrutar y pintar.


También se puso a poner las piedras directamente en el plato y a estamparlas en el mantel, lógicamente había puesto mantel de papel, para que pudiese pintar también en él.


Se iban quedando unas estampaciones muy bonicas.


Creo que disfrutó de lo lindo con la sensación de la pintura en las manos, no paraba de meter las piedras y los dedillos.


Llegó la pintura hasta su pelo, pero no hay nada que no solucione un buen baño.

Estuvo super entretenido, atento y encantado con las pinturas y las piedras.


Encima las piedras quedaron muy bonicas, de diferentes colores, algunas claro de la mezcla quedaron más marrones, pero bueno es lógico. Seguro que esta actividad la hacemos en más de una ocasión, porque le gustó mucho y creo que experimentar con pintura es genial.

Poquito a poco iremos viendo como no mezclar colores, se que es una tarea difícil pero no imposible, a ver como vamos progresando?????

Y así quedaron algunas de nuestras piedras.


Fue genial la actividad, disfrutó Ernesto como un enano y yo viéndolo más jajaja, ahora a buscarle cositas para hacer con las piedras tan bonicas que han quedado.

6 comentarios:

  1. Que buena idea! Yo vivo con mucho campo alrededor y tengo un jardincito y podría ponerlas de adorno en el jardín, seguro que a los niños les encanta. pero creo que son muy peques todavía se ocmen la pintura mucho. A ver si les veo capaces antes de que termine el verano.

    ResponderEliminar
  2. Qué chula la idea de las piedrecitas. A mi hija le encanta la pintura y pringarse los dedos, le fascina! Así, como dice Cintia, podríamos ponerlas, para decorar, en el mini jardín que tenemos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto para este verano, que estaremos al aire libre y podremos ensuciarnos de lo lindo, jejeje...Besos!

    ResponderEliminar
  4. Parece que disfrutó un montón!
    No hay nada mejor que mancharse las manos de pintura!!!
    Un besico

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado!! Las fotografías lo transmiten muy bien, son geniales! Un besico.

    ResponderEliminar
  6. Que buena idea!!!! Me la apunto!!!!
    Y que bien que se lo pasó!!!!
    Seguro que quiere repetir pronto :-D

    Habéis utilizado pintura de dedos? o cuales?? :-P

    GRACIASSSS guapa
    Un bico

    ResponderEliminar