lunes, 7 de mayo de 2012

JUEGO ENTRE SÁBANAS

A mí de pequeña me encantaba montarme mil y una historias con sábanas, las enganchaba en las sillas, en los sofás, en las mesas, me hacía tiendas, cuevas, castillos...

Así que el otro día pensé y si juego así con Ernesto, es chiquitillo y él  no se lo puede hacer, pero si yo se lo hago seguro que se lo pasa en grande... y me puse manos a la obra.

Al principio solo cogí dos sillas, mirándose hacia sí y la sábana por encima, nada más terminar Ernesto se metió y se subió a sentarse, jaja, no había manera de bajarlo, estaba como un rey. Y me decía que yo en la otra, pero claro yo sentada no podía, pero en el suelo sí, ahí estuvimos jugando un ratico.


Hasta que le dije, ¿Ernesto hacemos la casita más grande?, vamos a ver como queda utilizando el sofá...
jajaja le encantó, parecía un marajá.


Después tocó soltar la imaginación y disfrutar de nuestra cueva, se fue a por los animales y el coche y estuvo jugando con ellos por las sillas.


Se los llevó al sofá y estaba pletórico, le hacía mucha ilusión estar ahí dentro... era una experiencia nueva y la disfrutó al máximo.


Con un rinoceronte, hacía iiigggggg, parecido a lo que dicen los caballos...


Con la vaca, se puso a darse besos, él a la vaca nooo, la vaca a él, estaba más que gracioso.


Se tiraba por el sofá con cara de estar encantado de la vida...



Por último, después de jugar, de ir para un lada y otro, de revolcarse por el sofá, se fue y se cogió un libro, se subió otra vez y ahí se quedó tan pancho viendo animalicos y haciendo sonidos... tocaba momento de relax.


Verlo así es genial, me encanta que él solico se cree su propio mundo, que tenga autonomía para decidir a que jugar y se entretenga con diferentes cosicas.
Qué simple es hacer una casita improvisada con una sábana pero ¡cuánto juego da! se me ocurrió porque por la mañana estábamos en la cama jugando por debajo de las sábanas y pensé ainss como me gustaba a mí esto de chiquitilla y... mi nanico va camino de disfrutar tardes y tardes de castillos, tipis y más.

19 comentarios:

  1. Mi hermana y yo, a parte de las cabañas entre las dos camas, nos hacíamos vestido de novia... bueno, yo era la modelo y mi hermana me vestía, jajaja
    me metía en la funda de la almohada y me hacía un vestido palabra de honor, y luego me ponía una sabana a modo de velo... como pesaba!
    Que recuerdos más bonitos me has traído a la mente, gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro haberte traido esos momentos tannn bonicos! besicos

      Eliminar
  2. Ay¡qué recuerdos! ¡¿quien no ha jugado así?!, es lo máximo para un peque. Recuerdo que mi madre me hacía unas cabañas así en mi habitación y se quedaba allí por días y días, la cabaña, claro. David el otro día quería que le leyera el cuento en su cueva bajo las sábanas y ahora quiera tomarse la tetita también allí, pero conmigo y yo no se porqué pero me asfixio!!!!!
    Desde luego es de lo más simple pero más divertido imposible.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es que eso de estar tiempo debajo de la sábana en la cama es un poco agobiante, pero eso si molaaaa y mucho, si no que se lo digan a nuestros nanos! Besicos

      Eliminar
  3. Es estupendo que recuerdes lo que te gustaba de pequeña y lo compartas con tu hijo, así tiene el juego asegurado! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es especial jugar a cosas con las que yo disfrutaba, me encanta ver así a mi nano! Besicos soleados

      Eliminar
  4. Anda que no se lo pasó bien!! Me vienen también recuerdos de esos campamentos con mi hermano, qué risas y mi madre detrás que si las sábanas! jajaja

    Gracias por compartirlo. Ernesto está más que precioso!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Colo! es que quién no ha hecho esto??? jajaja es genial. Besicos

      Eliminar
  5. Por lo que veo a todas nos trae recuerdos eh???
    A mi pequeña se lo empezó hacer papá en la cama hace como dos meses y le encanta!!!!!! :-D Y ahora casi siempre, a la hora de acostarnos me lo pide... jajajajaja.
    Lo que no hemos hecho es el salón y demás, así que me apunto la idea :-D

    Ernesto está precioso no, lo siguiente. Que cara de felicidad. Lo dice todo con esas miradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que se le ilumina la cara cuando está feliz!!! ya veras como disfruta tu nanica en el comedor, con sillas, mesas... con todo lo que se pueda y más! Besotes playeros

      Eliminar
  6. Que gracioso esta jugando a las cuevas... cuando alguna vez se lo he puesto a mis tortuguitas han acabado discutiendo y rompiendo la cabaña... son demasiadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras me las imagino!!! Ya pasará el tiempo y les encantará, besicos a tí y a tus tortuguicas!

      Eliminar
  7. Que gusto da verlo con el cuento en la mano. Tienes un gran lector en potencia!!! Cómo les gustan esos nuevos espacios en los que crear su propio mundo... al mío también le gusta, pero siempre en compañía.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que disfruta bastante de los libros, ha salido a la mami jajaja y los espacios así tienen algo de encanto para leer, jugar... Besicos

      Eliminar
  8. Que lindo!! Yo quiero comprarle a Abril un tipy, para que se meta dentro a modo de cueva, le encanta. Que fotos tan bonitas! Guapo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María no se si en alguna foto de aquí sale, pero nosotros tenemos como un circo que es del Ikea y es genial para jugar y leer dentro, nos metemos incluso los dos juntos, Ernesto lo tiene desde el año, pero cuando lo está disfrutando es de hace unos meses para acá, a ver si en una entrada prontito lo enseño, yo creo que para tu idea es genial. Besicos

      Eliminar
  9. Al final, los juegos chulos son intemporales. Mi lugar favorito de peke era meterme debajo de una mesa, que tenía una funda de tela por encima y llegaba hasta el suelo. Ahí me encontraban siempre cuando no daban conmigo por casa, a veces hasta me dormía allí.
    ¿Cuanto hace que no recordaba ésto....? Ufffff.
    Gracias por refrescar mi estresada memoria.
    Ernesto como siempre un bombón. Que suerte tiene contar con unos papis tan imaginativos. Es afortunado.

    ResponderEliminar
  10. Yo a esta actividad la llamo "acampada en el salón".
    Da para mucho si se le da rienda suelta a la imaginación.

    ResponderEliminar
  11. Mi pequeña de 9 años sigue jugando a estas cosas y yo la dejo, sirve para dar rienda suelta a la imaginación :D

    ResponderEliminar