jueves, 5 de abril de 2012

UN PARQUE CONCURRIDO

Todos los días tenemos ratico de parque, los que más visitamos son el de la playa, que en más de una ocasión he hablado de él y otro que está igual de cerquita pero en dirección opuesta al mar, está a unos dos minuticos andando de casa, tenemos mucha suerte de tener esos dos parques tan chulos cerquita, el segundo tengo que mostrarlo alguna vez, es su parque desde que tenía un mes, siempre estábamos allí el verano que nació.

Pero en esta ocasión donde fuimos fue a otro parque, en el pueblo de al lado, done está el pabellón de papi y donde a veces vamos a hacer alguna cosilla, está a menos de 10 minutos en coche. Este parque está genial, está vallado por completo, con puerta cerrada y tiene unos columpios geniales.

La cosa es que está siempre lleno, pero bueno como nosotros no vamos a las horas "normales", ya que mi nanuco se suele despertar de la siesta a las 7 o así, pues cuando llegamos al poquito se suele ir vaciando, que sinceramente se agradece, porque está lleno, lleno.

Tiene columpios de bebés, como yo les llamo, son super cómodos para Ernesto, le encanta sentirse que está el solico.


Y tiene otros columpios donde caben dos niños juntos o lo mejor de lo mejor ¡¡un adulto con un niño!!! a nosotros nos encantan, nos reímos mucho en esos columpios de asiento gigante.


Y luego en el centro del parque tiene tres "castillos" de madera con varias zonas y como no, Ernesto a titiritear intentando subir a lo más alto escalando.


Y ¿porqué está siempre lleno este parque? aquí la respuesta, porque a los lados tiene dos zonas más chiquitillas que son dos parques de Pocoyó. Los enanos se lo pasan genial aquí, no son como los otros parques.

Ernesto cada vez que pasa por el muñeco le choca la mano jejeje.


Es super gracioso verlo ahí al lado del muñeco, que es más grande que él.  Hay un balancín con la cara de Pocoyó, donde a Ernesto le gusta ir señalando las partes de la cara.


Un tobogán con el pájaro de los dibujos.


Y en la otra zona tres columpios más con otros personajes.


Ernesto no ha visto nunca los dibujos de Pocoyó, bueno ni otros, de momento no ve la tele, se que es raro pero es lo que queremos, lo único que ha visto a sido cuando nos hemos juntado con algunos amigos a ver un partido y ha mirado de vez en cuando, pero por norma general sigue jugando y no le presta mucha atención. Y también ha visto alguna vez algún trozo de vídeos que hemos grabado, por lo que sale él, nosotros, amigos, familia... pero vamos que lo ha visto dos o tres veces. Ya tendrá tiempo de ver la tele y como de momento ni la pide, pues tan agusto que estamos.

Pero a Pocoyó lo conoce porque le regalaron un cuento musical de este personaje y también un muñeco con música y que se ilumina, heredó las dos cosas de la hija de una amiga y la verdad es que le gustan mucho las dos cosas, así que los personajes los conoce y le llama la atención verlos ahí.


El tobogán está genial, es chiquitillo y puede subir y bajar él solo sin nuestra ayuda, algo que le encaaaaaanta.


Una vez que se tira sale pitando para subir otra vez, puede dar más de 15 vueltas seguidas...


Y este... es muy chulo jejeje pero no es nada, simplemente tiene dos barras a los lados, no sirve ni de asiento porque están torcidas, es un tanto raro.


Y en el parque del centro en los "castillos" Ernesto disfruta, subiendo poquito a poco, para volver a tirarse por el tobogán grande.


Como está junto a una carretera, pues pasan muchos coches y alguna que otra vez ¡un tractor! jajaja allí que salió rapidísimo Ernesto a verlo, lástima que iba bastante rápido.


Un ratillo por el tubo...


Y por último algo a lo que le gusta jugar de siempre es a escondernos y aparecer por debajo de los huecos, se parte de la risa y sale pitando.


Vamos que no nos aburrimos en los parques, jugamos, corremos, saltamos, nos escondemos, nos columpiamos, chillamos, nos besamos, nos reímos... aprendemos, disfrutamos y sobre todo nos divertimos.

8 comentarios:

  1. El de la playa, que ya has enseñado otras veces, me gusta mucho. Pero este es genial y con muchas cosas. Me ha gustado hata para mi, jeje.
    Por cierto, quiero mandarte un correo pero no encuentro tu dirección en el blog ¿puedes mandármela al mio? baprendeencasa@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Montse, qué parques más chulos, me han encantado!! No me extraña que vayáis bastante... ¡son geniales! Y tan cerquita!!
    Me ha encantado como se maneja Ernesto trepando... ¡qué majico!
    A seguir disfrutando de las vacaciones! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Vaya pedazo de parque!! No me extraña que Ernesto disfrute de lo lindo. Aquí no tenemos cosas así, son más bien pequeños y poco imaginativos. Hasta a veces los considero peligrosos, porque el mantenimiento es prácticamente nulo y hay muchos columpios deteriorados; una pena. No se si mandarle tus fotos al alcalde para ver si toma ejemplo y nos hace algo tan bonito, je, je.
    Ernesto como siempre, un bomboncito encantador.

    ResponderEliminar
  4. Que pareque más molón!!!! La carita de Ernesto lo dice todo!! Que lindo!! Un besito

    ResponderEliminar
  5. Nunca había visto un parque así de bonito y bien cuidado, pero vamos, ni aquí ni dónde vivía en España O_O Me ha encantado y se ve que tu nanico lo disfruta al máximo!.

    ResponderEliminar
  6. Si llevo a mis peques al parque de pocoyó no me los podría traer de vuelta! Que chulos!

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que os haya gustado, la verdad es que es un parque super bonico y al estar cerrado está muy cuidado, así que da gustico ir y disfrutarlo. Besicos y saludos a todas.

    ResponderEliminar
  8. Que pasada de parque!!! Me ha encantado!!! Y seguro que a mi peque mas... con lo que le gusta pocoyo!!! Tambien duerme con un muñeco que tiene musica y se le enciende la cara, será el mismo????

    ResponderEliminar