lunes, 16 de abril de 2012

PESCANDO EN EL PATIO

Ya es tiempo de disfrutar con el agua, qué gusto da hacer juegos con el agua y al solecico, así que la semanica pasada le propuse a Ernesto un juego que había visto en dos blog, que dan ideas geniales, es una mezcla de los dos, pues lo hicimos al aire libre (no en la bañera) pero usamos el colador (propuesto en A veces me ocurre) en lugar del cazamariposas como aparece en Para mi peque con amor.

Simplemente tuve que sacar el barreño con el agua, los tapones del agua y la leche, los botes del colacao y el escurridor y Ernesto se puso directamente manos a la obra, como si lo hubiese hecho ya mil veces, ni explicación ni nada, jajaja, es muy obvio el juego ¿no?


Pero aún siendo tan obvio fue todo un triunfo y un acierto, mi nanico estuvo encantado y se lió con los tapones para dentro y para fuera un ratazo y mientras, Linceto acompañándolo.


Una vez había pescado todos los tapones y los había metido en el bote, solico los volcaba y... vuelta a empezar.


Nada más volcarlos, su cara de felicidad era máxima, se emocionaba un montón y se ponía hasta nervioso al volver a comenzar.


Su cara lo refleja todo, con esa sonrisa, que sinceramente, a mí me enamora.


Más feliz que una perdiz.


Fue genial verlo tan concentrado y tan encantado con la actividad.


En algunas ocasiones, si el agua chorreaba... daba unos golpes en el borde, jaja como escurriendo el escurridor, valga la redundancia.



Guardé la cámara y seguimos ahí, jugando y con el agua, después cogía los tapones con la mano, los sacaba, los tiraba dentro... metía sus manicas y las movía en el agua, con una cara de alegría, por fin puedo disfrutar de agua, creo yo que pensaba.

Y la actividad la dio por terminada volcando el agua y viendo como se metía por las ranuras del suelo, encantado de la vida. Enseguida nos pusimos a comer, Ernesto comió super rápido y se quería bajar y claro salió escopeteado para volver a jugar, no había agua, pero le dio igual, se puso a jugar pescando tapones sin el agua y metiéndolos en los botes.

Me alegré mucho de proponerle la actividad, disfrutó mucho y se lo pasó en grande. Con tan poco se consigue taaanto. No hay ni que decir, que las cosas las tenemos a mano y cuando sale el solecico la utilizamos sin pensárnoslo mucho. Lo malo que esta semana ha estado muy nublada y chisperreteando, así que la actividad se hace esperar, pero seguro que no mucho, que en poquito la sacaremos casi todos los días.

9 comentarios:

  1. ¡¡ Que buena actividad !!! Y que buena mezcla de las otras dos, si señor!!!
    Con cosas tan simples: como se lo pueden llegar a pasar, verdad???
    Vivan los días de sol!!! :-D
    Y tengo suerte, que a pesar de estar un un piso, tengo una terraza grandecilla y se lo podré hacer tanto en la bañera como fuera :-D Eso si, con cuidado de que no tire el agua que sino los vecinos del bajo se me pueden enfadar.

    Actividad apuntada!!!

    ResponderEliminar
  2. Me apunta esta actividad! Fijo que a mi Peque le pirrará! Besos!

    ResponderEliminar
  3. No eres consciente de lo que me hacer recordar en tu día a día... ¡y hoy más! Me encanta leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ya verás que es un juego que no caduca con la edad. Mi peque lo sigue haciendo así, igual que Ernesto. Aunque después de un rato me pide una pajita porque le encanta soplar dentro del agua y hacer burbujas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias a vuestras entradas, estoy pillando muchas ideas para entretener a los pekes que nunca se me hubieran ocurrido. Y no veais el trabajito que me ahorrais, porque los juguetes no les hacen mucha gracia, pero oye, tapones, chapas y botes de plástico, son de lo más efectivo para que se enrrollen un ratito al menos. Espera que les deje el colador, van a alucinar, je, je.

    ResponderEliminar
  6. Es genial esta actividad! de las que a mi me gustan y que no tardaré en probar con mi peque. A Ernesto como tu dices se le ve encantado y como no con agua y tapones jeje. Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Esta actividad es que triunfa, ja ja y ahora que llega el buen tiempo es un placer para los peques y para nosotras verlos disfrutar así.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que cara de felicidad, a ver si aqui llega el buen tiempo y lo hacemos también

    ResponderEliminar
  9. Esta actividad me la apunto, a Abril le va a encantar!

    ResponderEliminar