viernes, 13 de abril de 2012

AMIGOS 3º GENERACIÓN

Estas fiestas hemos estado yendo a Murcia muuuchos días, jajja he dicho muuuchos porque nosotros solemos ir más o menos una o dos veces al mes y eso que está a media hora pasada, pero es que no hay manera de que nos muevan de la playa. Pero estas dos semanas de fiestas hemos aprovechado para ir a ver amigos, familias, actividades... hemos estado cada dos o tres días, así que hemos aprovechado bien las vacances, entre la ciudad y la tranquilidad de la playa.

Aunque la tranquilidad se ha visto alterada un poco ante la llegada de unas tantas personas de vacaciones, sé que tienen derecho, pero siempre pienso igual, ainss que agustico vivo en invierno y en primavera, el mogollón de gente del verano para quien lo quiera. Y esta semana santa ha sido como la previa del verano, para ir acostumbrándonos a la marabunta.

Aquí una fotico de Ernesto caminico a Murcia.


Fue el viernes pasado, que quedamos con unos amigos de Miguel, son amigos porque los padres se juntaban cuando ellos eran pequeñines, así que los amigos primeros eran los padres entre sí.

A mí me encanta que se sigan viendo y más ahora que algunos ya tienen también prole, jejje así que de ahí el título de esta entrada, ya se juntan a jugar la tercera generación.

Una de las amigas decía: a mi madre le a encantado ver que hemos quedado todos junticos, que seguimos manteniendo el contacto la segunda generación. Pero nos reímos porque nuestros nanicos estaban jugando entre ellos... esperemos que sigan esa amistad.

Llegamos tempranico,  Ernesto con los juguetes que habíamos llevado se quedó jugando con el chinarro, más agustico que nada, anda que no le gustan las piedras y los cubos...


El siguiente en llegar fue un primo de Miguel y con él su perro, Roma, Ernesto yo creo que fue lo que más disfrutó del día, mira que le gustan los animales y los perros le vuelven loco. Eso sí, los grandes son los que prefiere (igual que yo), los pequeños como son más nerviosos y le saltan no le gustan mucho, hace mejores migas con los perros grandes, como pastores alemanes... jajaja vamos que miedo no les tiene.


Y cuando llegó una de sus amiguillas, pues ya a disfrutar del sitio y de los juegos al solecico, fue muy bonico verles juntos jugando, se llevan un par de años, pero se llevan genial, interactúan bastante, para lo chiquitín que es Ernesto, cada vez juega más con niños, eso sí le gustan mayores que él, los imita y los mira con verdadera admiración.


También vino el "tito postizo" y jugó otro ratillo con Ernesto, haciendo equilibrios con el rastrillo y la pala y mi nano encantado y sorprendido a la vez.


A Roma la ataron ya un ratito y Ernesto, para que no se aburriera pues se fue a hacerle compañía.


Hasta que se puso a chupetearle y a hacerle cosquillas y Ernesto no aguantó más y se levantó, lógico jajaj.


Hubo también un ratito de juego con el más peque del grupo, que seguro que prontito puede disfrutar más cuando se vean junticos, pues en poquito hace el añico y en nada las edades se igualan.


El sitio donde quedamos es una pasada, lo elegimos pensando en los peques, cuando quieres ver a amigos es mejor pensar que vamos con hijos y estar en un sitio donde ellos puedan jugar, disfrutar y estar al aire libre, así ellos están agustico y nosotros también, es un hostal, se llama la Casa Verde y tienen una terracica muy chula y con espacio para disfrutar y sin peligros. Estuvimos más que agusto y es uno de los sitios que más vamos cuando quedamos en Murcia, pues está cerquita del centro, pero en la huerta, qué más pedir.


Después de comer, Ernesto y su amiguica inventaron un juego, meter piedras en el "sujeta-sombrillas" y estuvieron entretenidos un ratico.



Jajajaja, fue genial este rato, no podía parar de sacarles fotos, Ernesto se dejaba en todo y la niña más agusto que un arbusto, dirigiendo a su antojo, jejeje, son geniales. Bueno eso sí al final Ernesto tomó la palabra y decidió donde ir a continuación.


Y para terminar jugamos a la rayuela que había pintada en el suelo, una idea genial, claro Ernesto es chiquitillo para ello, se pasó el tiempo mirando a su amiguilla.


Y después de un día genial entre amigos, coche y caminico a casa. Claro que Ernesto de camino se quedó frito. Menos mal que lo pasamos a la cama y siguió durmiendo y así nosotros también disfrutamos de siestecica.

Me encanta ver a Ernesto disfrutar de días así, entre amigos y niños.

8 comentarios:

  1. Que día más bueno!
    Ay! Te leo y te pongo entonación, suenas a Murcia!
    Nanico, agustico, terracica, tempranico, junticos! como mola el "-ico"!!!
    Me encantan las fotos de Ernesto con la perra!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje qué bueno hasta que le pongas entonación, me alegro de que te recuerde a tu tierra, es que es muy bonICA, jeje, besicos murcianos.

      Eliminar
  2. Estos días son geniales y si se elige un buen sitio, como hicisteis, donde los peques estén muy cómodos es un recuerdo muy agradable.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que son especiales estos días y nosotros preferimos pensar en los nanicos y disfrutar. Besos.

      Eliminar
  3. PEro que panorama!!
    Ernesto se ve que lo disfrutó mucho! parece un angelito durmiendo!!
    Lo más genial es lo de la tercera generación, pero que puedan llevar esa amistad :) pues sería genial!!
    ahora que el verano llega tendrán muchos más dias para disfrutar :)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantaría que siguiese esa amistad y qué bien que esté aquí el veranicoooo. Besos fuertes y soleados.

      Eliminar
  4. Guauu que pasada de dia, que gustazo poder compartir esos momentos con vuestros amigos y sus peques... Que bonitas las fotos, espero que se repitan muchas veces. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, yo también espero que se repita y se repita. Muchos besicos y ya nos contaras tu nuevo "proyecto".

      Eliminar