lunes, 12 de marzo de 2012

PELOTAS Y MÁS PELOTAS

Ya anteriormente hablé de que a Ernesto le encantan las pelotas, en casa las tenemos de todo tipo. Disfruta al máximo con ellas, un acierto son también las peloticas pequeñas de colorines, toooodossss los días juega con ellas.

Las tenemos en el comedor en un mueble, muy cómodo del Ikea, donde él las puede coger sin problemas, junto con otros juguetes. Estan dentro de una cesta y su mayor diversión es tirarlas todas de golpe y esturrearlas, se le ilumina la cara cuando lo hace, eso de ver tantas pelotas por ahí le encanta y le luce. Sin exagerar yo creo que al día las tira de 4 a 5 veces mínimo.


Si las vuelve a recoger, jajaja, significa que las va a volver a tirar, así que no es que las guarde de verdad. Y la mayoría de las veces terminamos Miguel o yo recogiendolas y en alguna ocasión Ernesto nos echa una manico.

Estas pelotas dan para mucho juego, de momento lo que le encanta como he dicho es tirarlas y luego sale pitando y pegándole patadas para que salgan despedidas por todos lados.



Teniendo la fregona tiene el poder jejeje.


La utiliza para jugar y esturrearlas más por todos los lados.


Otras veces jugamos a encestarlas, a llevarlas de un lugar a otro... y prontito seguro que jugaremos a diversas cosas utilizando los colores.

Así queda el campo de batalla, hasta el gato se sorprende.


También tenemos una de cada color en la bañera y nos acompañan en los baños, se parte de risa cuando las sumerge y las suelta y salen disparadas para arriba.
Así que la verad es que estas pelotas dan mucho de sí y mi nanico las disfruta un montón.

7 comentarios:

  1. Que guay!!! Le tengo que comprar a Abril un paqueton de esos de pelotas porque va a alucinar!!! Un besito

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, qué divertido tantas pelotas!! Yo estuve a punto de comprárselas varias veces y al final nunca lo hice, me parece una propuesta genial!! Nosotros teníamos muchas de espuma y digo teníamos, porque los perros nos las han ido rompiendo..., ahora nos quedan menos ¡es que también querían jugar, jajaja! Un besico.

    ResponderEliminar
  3. Vaya campo de juego tienes en el salon, jejeje
    Y las pelotas parecen de esas de las piscinas de bolas.
    ¡A disfrutarlas!

    ResponderEliminar
  4. Que guay a mi peque seguro le encantarían porque le chiflan las pelotas también y estas que son de plástico? es que no las he visto en ninguna juguetería a ver si las encuentro. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola, recién descubrí tu blog y me encantó.
    Ernesto está hermoso!!! Escribo porque justo el día de ayer le compré a mi hija una bolsa con pelotas iguales a las de la foto y le encantaron jaja también se entretuvo tirandolas por toda la habitación jajaja
    Te mando un abrazo desde México ;)
    Lorena

    Pd.- Me encantó la cara del gato!!! jajaja
    super concentrado viendo a tu hijo jugar :)

    ResponderEliminar
  6. A Martiño también le chiflan las pelotitas, pero a su abu no le hace ninguna gracia retirar los sofás cada poco para recoger las que se van debajo. Y es que el niño tiene una puntería que no veas, y todas se cuelan debajo. A ver si le va a gustar el golf, je, je.
    ¡¡¡Como se lo pasa Ernesto!!! Da gusto verle disfrutar.

    ResponderEliminar
  7. Ya sabeis yo os animo a que se las compréis a vuestros nanicos, porque dan muuuucho juego y sí Yasmin son como las de los parque esos de plástico y no pesan nada.
    Y Lorena me alegro de tu visita y bienvenida a este espacio, besitos a todas!!!
    Eso sí luego hay que recoger jajajjajaja.

    ResponderEliminar