viernes, 17 de febrero de 2012

UN DÍA EN EL ROCÓDROMO

Ya en una entrada anterior comenté que a mi nanuco le encanta escalar como a un primo de Miguel, pues ese primo ha abierto un rocódromo y ahí que fuimos a ver un campeonato.

Ernesto se quedó pasmado con esas "personas araña" estuvo un montón de rato viéndo como se movían entre las paredes y casi no pestañeaba.


Aquí algunos de los participantes.


Y después de tanto ver y ver, pues le tocó su turno y se animó, pero con la ayuda de papá claro.


Mirad que altooo que subió y con una alegría en el cuerpo ¡qué pa que!


Madre mía que gusto da verlo trepar ya.
Como había un rocódromo chiquitito que era para niños que al subir tenía luego un tobogán, pues ahí se tiró muuucho tiempo disfrutando.


El solito se subia a la primera pieza y sin ayuda jejeje


Ya tan alto, pues claro papi tiene que echar una manita.


Uffffffff  papiiii, mamiiii que casi he llegado a la cumbreeee.


Y seguimos en la misma zona, no quería parar de subir y bajar, subir y tirarse por el tobogán , pero teníamos que subirnos nosotros que el tobogan era casi vertical (una pasada jajajaja).


 Tuvimos mucha sort y en un sorteo nos tocó una camiseta del rocódromo y claro ¿quién la estrenó?


Y al final nos dimos unos bailes con un grupo de percusión que vino a animarrr. Nos lo pasamos genial.

14 comentarios:

  1. Qué divertido, me encanta verlos trepar y además es genial para ellos! Las fotografías son preciosas! Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inma, si que es una gozada verles haciendo el titiritero. besicos

      Eliminar
  2. Que buen rato! ernesto apunta maneras y será un buen escalador, seguro!! jajaj Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María se lo pasó en grande, todavía tiene tiempecico por delante para escalarrrr! Besicos soleados (por fin)

      Eliminar
  3. Pero que valiente, nosotras hemos ido alguna vez a algun cumpleaños y mi tortuguita mayor, despues de subir medio metro se baja porque dice que tiene miedo a las alturas... ya ves... menuda diferencia entre los chicos y las chicas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso va en niños, a algunos les encanta trepar y a otros estar entretenidos con ... y yo siempre digo (desde mi experiencia como profe y un poco de coña) que ante las más terremoto de las nenas, cualquier niño se quede en mantillas jajajja! Besicos

      Eliminar
  4. Esta precioso este niño, es super valiente y con su papi, hasta el fin del mundo si hace falta, para la proxima contac con nosotros que a afri tambien le encanta subir a las altura, pero con su papi claro!!,ja,ja,ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adelica es que crecen a marchas forzadas, pues el rocódromo está allí en Murcia así que os podeis pasar cuando querais y sí a ver si nos vemos prontico, besicos playeros

      Eliminar
  5. Que rato tan divertido ha pasado Ernesto!! en el parque al que vamos habitualmente hay algo parecio para trepar pero mi peque no es tan lanzao de momento...bonitas imágenes. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Que bueno!
    Y que bien que al ser de un familiar podréis ir mas veces.
    ¿Y a partir de que edad pueden empezar los peques? Es que me parece un ejercicio estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos pilla especialmente cerca, pero si que está facilito el ir. Pues la edad no tengo ni idea, este está enfocado para adultos, pero uno que yo tengo aquí en la playica, lo miramos para unos amigos y hasta los 7 u 8 años no empezaban con las clases. Besicosss y es un deporte genial!!!

      Eliminar
  7. Jajajaja, me estoy imaginando a mi piojo en el rocódromo, sería el niño más feliz del mundo,¡con lo que le gusta trepar!
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutando al máximo jejej pues ya sabes al campo como las cabricas (como yo digo) que es donde más disfrutan, besicos y hoy si me a aparecido tu entrada por fin.

      Eliminar